Últimas noticias Hemeroteca

Ni en la Junta ni en el Ayuntamiento, mi futuro está fuera de la política

Entrevista al actual concejal de Urbaismo del Ayuntamiento de Almería, Miguel Ángel Castellón que anuncia que deja la política.

Miguel Ángel Castellón anuncia que deja la política. /

Entrevista al actual concejal de Urbaismo del Ayuntamiento de Almería, Miguel Ámgel Castellón que anuncia que deja la política. 

Los rumores le han puesto en la Junta en casi todos los puestos.

Me siento halagado y me honra que se pueda pensar en mí para determinados puestos. Pero no voy a ser cargo público en la Junta de Andalucía, no voy a ser delegado de Gobierno en la Junta de Andalucía, mis ideas van por otro lado y a lo mejor no soy yo quien se lo tiene que pedir a la Junta.

 Toda la rumorología que hay desde hace bastante tiempo acerca de mi posible entrada en la administración autonómica se equivoca porque no va a ser así.

 

¿Y qué va a pasar con Miguel Ángel Castellón a partir de ahora?

Va a pasar que mi vida va a estar fuera de la política. Por eso no me voy a ir a la Junta de Andalucía, ni voy a seguir en el Ayuntamiento ni voy a ir en una lista en mayo.

Es una decisión que tengo tomada desde hace tiempo, que además compartía con mi partido, con mi presidente, con el secretario y con el alcalde desde hace más de un año, que se abría otra fase en mi vida que era estar alejado de la política. A la que le he dedicado 12 años, de los que 8 han sido de gestión, y por tanto no voy a ser nada en la Junta, ni concejal. Haré mi vida fuera de esto.

 

Aquí hay gente muchísimo más preparada que yo, con las mismas ganas y quizá ya con más empuje, y por tanto, aquí nadie es imprescindible.

 

¿Cuándo se marcha?

La decisión de abandonar la política la tengo tomada desde hace más de un año, sin fecha, y cuando tenga que llegar, llegará. Cuando mejor sea para todos. Para los intereses generales, para el Ayuntamiento, para mi partido. Siempre he estado a disposición de mi partido y está tomada con el consentimiento de todos.

 

¿Le han intentado convencer para que se quede en política?

Me he encontrado mucho respeto cuando he planteado mis argumentos. Tanto el alcalde como Javier Aureliano García o Gabriel Amat, primero me dieron la posibilidad de que siguiese en este proyecto político, pero tenía claro que tras ocho años de gestión, quería dedicarme a otras cosas.

 

Siempre tuve claro que mi paso por la política iba a ser temporal, sin plazos porque me parece un error que se limite los cargos que se eligen por los ciudadanos y no los que se nombran a dedo. Me siento agradecido por la confianza para que siguiera, pero también el respeto a mi voluntad de no hacerlo.

 

¿Por qué se va?

Lo principal es dedicarle más tiempo a mi familia. Siempre tuve claro que mi paso era temporal en política porque es muy exigente, hay que darlo todo y es bueno que entre y salga gente porque es más transparente la gestión.

 

¿Hará campaña por Ramón Fernández-Pacheco?

Almería necesita los mejores gobernantes posibles, y creo que el mejor alcalde que puede tener Almería ahora mismo es mi amigo Ramón. Su proyecto es el mejor. Puede que mi sitio no sea defenderlo públicamente, pero sí que lo defenderé.

 

Pero a ese proyecto se le va la mano derecha. A usted le llamaron para ser eso y dejó la Diputación.

Me vine al Ayuntamiento por un compromiso personal con él, no podía decirle que no. Y el compromiso también era apasionante.

 

En esta relación además de los temas políticos, había una relación de especial confianza porque somos íntimos amigos desde hace mucho tiempo y me he sentido con la libertad de decirle las cosas, que las escuche, al igual que él de decirme a mí las mías con la máxima confianza.

 

He ocupado el papel que él ha decidido en estos años, ese puesto de responsabilidad política se une el de confianza personal. Pero aquí nadie es imprescindible, seguro que Ramón llevará un buen equipo y en ello está actualmente. Y en él seguro que llevará una mano derecha más preparada que yo.

 

Lo dice como si supiera quien va a ser.

No, no me corresponde a mí. Ni lo sé, ni si lo supiese diría nada. Supongo que como con otras tantas cosas le podré dar mi opinión, y encima ahora se la voy a poder dar siendo parte no interesada.

 

¿Le da miedo el síndrome del teléfono que deja de sonar?

Creo que no es bueno aferrarse a los cargos. Lo que me puede dar es pena que se enfríen las relaciones con gente de mi entorno del día a día. Por ejemplo con compañeros de Corporación, sean o no de mi partido, con gente de la prensa con la que he tratado este tiempo, con amigos dentro de esto. Pero por distancia porque cada uno se dedique a lo suyo. Si mi decisión se hubiera tomado por el síndrome del teléfono le estaría haciendo un mal servicio a la ciudad y a mí mismo.

 

¿Que pasará en mayo?

Es difícil hacer apuestas ahora. El único proyecto sólido es el de Ramón y el PP, el resto está en otras cosas.

 

¿Se va satisfecho?

Sí. Siempre quedan cosas en el tintero pero me gusta cumplir mi palabra y siempre que le he presentado un plan de trabajo al alcalde, siempre he intentado cumplirlo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?