Últimas noticias Hemeroteca

¿Sabías que el himno de la Champions League lo compuso Haendel en 1727?

La historia de los himnos y canciones más míticas del mundo del deporte

Alfredo Bravo y Miguel Ángel Gómez, profesores de piano en el Conservatorio Marcos Redondo de Ciudad Real, nos cuentan la historia de los himnos y canciones más míticas del mundo del deporte en 'Pintando la Música', siempre de la mano de Hernán Milla.

Descubre la lista de reproducción aquí. Y escucha el espacio completo en este link:

El Himno de la Champions League poca gente sabe que esta música en realidad es de Haendel, el famoso compositor del Aleluya. En realidad, se trata de uno de los Himnos de Coronación (Coronation athems) escritos en 1727 para la coronación del rey Jorge ll de Inglaterra y que fue arreglado en 1992 por Toni Britten por encargo de la UEFA para acompañar los partidos de esta popular competición.

Otra música relacionada con el deporte es el Himno Olímpico. Esta sí es una composición original escrita en 1896 por el griego Spyridon Smaras y estrenada en los primeros juegos de la era moderna celebrados en Atenas. Tiene un carácter solemne para realzar los valores del olimpismo y la letra habla de la llama olímpica y de la fraternidad entre los pueblos.

Sin duda La Vuelta ha sido y es una buena plataforma de lanzamiento para muchos músicos. "La vida son dos días” y muchas otras canciones se han hecho famosas gracias a este evento deportivo y quizás la más famosa de todas relacionada con el ciclismo sea aquella de 1982 “Me estoy volviendo loco” de Azul y negro.

Deportes como el patinaje artístico, la gimnasia rítmica y deportiva o la natación sincronizada necesitan de la música. Actualmente se realizan coreografías mezclando diversos estilos, pero antes era más común el uso de la música clásica, sobre todo en el patinaje sobre hielo. El lago de los cisnes de Tchaikovsky es uno de los clásicos. 
Y por supuesto We are the champions de Queen, que se ha convertido en todo un himno para las victorias deportivas. El grupo la compuso en 1977 para cerrar los conciertos junto con Will rock you y que el público participara más activamente con ellos y se fuera del concierto con un sentimiento de unión con el grupo, que se sintiesen verdaderos miembros de la banda.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?