Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 22 de Octubre de 2019

Otras localidades

La dependencia en Navarra tiene rostro de mujer mayor de 80 años

La legislatura se cierra con uin incremento de 5.000 beneficiarios en la Comunidad Foral

Miguel Laparra, acompañado de Inés Francés y Antidio Martínez de Lizarrondo. /

La dependencia en Navarra tiene rostro de mujer mayor de ochenta años. Así lo acredita el informe elaborado al respecto por el Observatorio de la Realidad Social  que ha presentado el vicepresidente de Derechos Sociales del Gobierno, Miguel Laparra. Casi la mitad de las 15.674 personas reconocidas como dependientes son precisamente mujeres mayores de ochenta ños que viven preferentemente en sus propios domicilios,

El sistema de atención a la dependencia, ha dicho Laparra, se ha estabilizado y afronta con caracter sostenible el importante envejecimiento de la población debido al positivo impacto sobre el empleo que está provocando, con aumentos del 6,6% anuales de afiliación a la Seguridad Social de cuidadores y profesionales y un incremento del empleo en el sector del 21% desde 2013 al 2018.

El número total de personas dependientes con prestaciones y servicios ha subido en 5.000 durante esta legislatura, un 56,8%. navarra tiene reconocidas a 15.674 personas como dependientes, un 2,4% de la población total. De ellas, prácticamente la mitad son mujeres mayores de 80 años que viven, por regla general, en sus propias casas. El sistema otorga ayudas económicas al 46,8% de los reconocidos y da servicios (atención diurna, teléfono de emergencia, servicio de atención domiciliaria, transporte adaptado, etc) al 53,2% del total.

El vicepresidente Laparra, que ha explicado el estado del sistema acompañado de Inés Francés, directora gerente de la Agencia Navarra de autonomía y Desarrollo de las Personas, y del director del servicio del Observatorio, Antidio Martínez de Lizarrondo, ha comentado que se ha reducido el número de personas con gran dependencia y se ha incrementado el de dependientes severos y moderados. Ello por varios motivos, entre los que destaca el buen funcionamiento de los programas de prevención de la salud para mayores y la mejora de sus condiciones de vida y la llegada al sistema de los dependientes moderados.

¿Qué coste económico tiene todo ésto? Creciente, desde luego, y afrontado prácticamente en su totalidad por las administraciones autonómicas y los usuarios del sistema, a pesar de que el derecho nació de un reconocimiento nacional y de que la administración del Estado debe por obligación legal financiar aproximadamente la tercera parte del total. Lo cierto es que los últimos datos existentes en Navarra, relativos a 2017, dicen que el gobierno central apenas sufraga el 11% del coste total. Solo la Agencia ha incrementado en los últimos tiempos un 28,2% su presupuesto para atender la dependencia, alcanzando los 206 millones de euros anuales.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?