Últimas noticias Hemeroteca

Condenas contundentes y condenas selectivas

Varios grupos políticos se posicionan públicamente ante los últimos acontecimientos relacionados con el entrenador de la Arandina

En las últimas horas varios grupos políticos han hecho pública su postura sobre los acontecimientos que están rodeando el conflicto entre el entrenador de la Arandina y los medios de comunicación. PP, RAP e IU coinciden en condenar tanto las pintadas de El Montecillo contra el técnico de este club, como los insultos y faltas de respeto de este último a los periodistas, manifestaciones de violencia que consideran inadmisibles en un recinto municipal e impropias en el entorno de un club deportivo en el que se forman muchos niños y jóvenes. En los tres casos se solidarizan con los periodistas objeto de las faltas de respeto indicando la necesidad de que lleven a cabo su trabajo con libertad. También los tres grupos políticos apelan a la intervención del club para reconducir esta situación. Por su parte, a través de su Faceebook hemos conocido la postura del grupo socialista, que opina que el club “aunque se trata de una entidad privada, tiene mucha relevancia dentro del deporte y de la sociedad arandina y, además, recibe subvención municipal”. Por este motivo, apela la mediación del Ayuntamiento, “al diálogo y al entendimiento para frenar estas situación”.

Por su parte Sí se Puede Aranda ha enviado un comunicado repudiando algunas de las agresiones producidas en las últimas jornadas, concretamente la que recibía un trabajador del servicio de limpieza tras recriminar que unas personas estuvieran orinando en la calle y también las pintadas con amenazas e insultos que han aparecido en el Montecillo. No mencionan sin embargo los insultos recibidos por un trabajador de la prensa de Aranda en la sala de prensa de esas mismas instalaciones pese a que también se produjeron en el interior de un recinto municipal.

 

UGT CONDENA LA AGRESIÓN A UN BARRENDERO

Por último, UGT ha hecho público también un escrito manifestando “su condena más enérgica” contra la agresión sufrida por el empleado de URBASER, entendiendo que todo el colectivo de esta empresa puede considerarse víctima de ella. El sindicato exige “al órgano competente que cumpla con todo lo establecido en el protocolo de actuación para evitar que este tipo de sucesos se repitan en Aranda”. También apela al civismo de la ciudadanía para que se pueda localizar a los agresores.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?