Últimas noticias Hemeroteca
EL LARGUERO EL LARGUERO Retiradas las licencias de Felipe Reyes y Facundo Campazzo a petición de los árbitros

La Comunidad aprobó un Plan de Trabajo un mes antes de adjudicar la obra

  • El Plan de Trabajo, para unas obras en el Metro, fue realizado por una subcontrata por encargo de la empresa a la que, posteriormente, adjudicaron el contrato. El Plan fue aprobado por la Comunidad de Madrid antes de que las obras se hubieran adjudicado públicamente
  • Metro asegura que es algo perfectamente legal y habitual en este tipo de obras. Las empresas pueden, si quieren, adelantarse a la adjudicación para presentar sus Planes de Trabajo

Metro de Madrid /

La Comunidad de Madrid aprobó el Plan de Trabajo - relativo a cuestiones de seguridad y salud - de una empresa para unas obras de desamiantado en el Metro un mes antes de adjudicar el contrato de la obra principal. Troya Construcciones, una subcontrata, elaboró este trabajo por encargo de la empresa a la que, posteriormente, adjudicaron el contrato. El Plan fue encargado, elaborado y aprobado por la Comunidad de Madrid antes de que se hubieran adjudicado públicamente las obras. Por lo tanto, las empresas que iban a realizarlas tuvieron que encargar ese Plan antes de saber que iban a ser las adjudicatarias.

En marzo de 2017 Metro de Madrid saca la licitación para realizar las obras de remodelación de las estaciones de Canillejas, Torre Arias y Suanzes. Metro adjudica los contratos para realizar esas obras a finales de mayo de 2017, pero un mes antes, en abril de 2017, otra empresa, una subcontrata, ya había presentado un Plan de Trabajo y ya había sido aprobado por la Comunidad de Madrid. Lo presentó, según puede leerse en el Plan, "por encargo de la empresa contratista de las obras". El problema es que en esa fecha aún se desconocía cuál iba a ser la empresa a la que Metro iba a encargar esas obras.

De hecho, la remodelación de las estaciones se adjudica a dos empresas diferentes: la de la estación de Suanzes se adjudica a FCC Construcción S. A. y Contratas y Ventas S.A por importe de más de 1.600.000 euros; la de las estaciones de Torre Arias y Canillejas a UNIKA PROYECTOS Y OBRAS, S.A.U, por importe de más de 1.300.000 y 1.600.000 de euros respectivamente. La resolución de la adjudicación de las tres obras está fechada a 31 de mayo de 2017.

Como la remodelación de esas estaciones implica operar en una zona con riesgo de amianto, las empresas adjudicatarias tienen que hacer una subcontratación de otra empresa, inscrita en el RERA (Registro de empresas con riesgo por amianto), que pueda operar con amianto. Ese es el papel de Troya Construcciones, la subcontrata que presenta el Plan de Trabajo para garantizar la seguridad y salud a la hora de trabajar con riesgo de amianto. Pero el Plan de Trabajo de esa subcontrata llega antes que el propio contrato de obra. Lo hacen a instancia de la empresa que iba a recibir el encargo de realizar la remodelación de las estaciones, a pesar de que aún no se había producido la adjudicación.

"Es perfectamente legal"

Podemos va a registrar en la Asamblea de Madrid una pregunta sobre el tema. "¿Cómo es esto posible?", dice José Manuel López, el diputado de Podemos y presidente de la comisión de investigación del amianto, "la única explicación que encontramos es que el concurso estuviese adjudicado antes de licitarse. Con un problema tan grave como este en el que ya han fallecido trabajadores se ha hecho negocio y un negocio oscuro que hay que investigar. Las prácticas del gobierno del PP se siguen dando hoy".

En Metro descartan que esto suponga una irregularidad, es algo, aseguran, perfectamente legal. De hecho, se desentienden porque entre ellos y Troya Construcciones no existe una relación contractual, existe entre Troya y las adjudicatarias. La Comunidad de Madrid, sin embargo, sí aprueba el Plan de Trabajo antes de adjudicar las obras, pero insisten en que es algo normal y habitual porque no se exige que exista un contrato para poder aprobar un Plan de Trabajo.

Troya, explican desde Metro, se adelanta a la adjudicación de la obra sabiendo que implica desamiantado. Actúan con previsión, dicen, y presentan su Plan de Trabajo al Instituto de Seguridad y Salud sabiendo que luego la empresa contratista puede o no subcontratarles. Desde Troya, sin embargo, confirman, tal y como figura en el Plan, que lo realizan por encargo de la empresa contratista. Aunque, aseguran, que es habitual presentarlo antes de la adjudicación de la obra porque hay ocasiones en las que la empresa que opta a la obra quiere presentarse ya con toda la documentación.

Hay incluso casos, dicen desde Metro, como el de las obras de la estación de Príncipe de Vergara, en la que Troya ha presentado un Plan de Trabajo que ha sido aprobado, pero luego la empresa adjudicataria no les ha subcontratado y ese trabajo no ha servido. También hay otros casos, como el de la estación de Gran Vía o Pavones, en los que los trámites han sido al revés: primero la adjudicación de la obra y después el Plan de Trabajo. El Plan de Trabajo es obligatorio para realizar trabajos de desamiantado según el Decreto 396/2006, también es obligatorio que lo apruebe la Comunidad de Madrid.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?