Últimas noticias Hemeroteca

La SSPA exige una fiscalidad diferenciada para atraer inversión y trabajadores

Cuenca, Soria y Teruel piden una reducción fiscal del 50% para poder recuperarse a medio plazo

Los territorios con menos habitantes de nuestro país exigen una fiscalidad diferenciada que permita combatir la despoblación, y recuperarse a medio plazo con el incremento de la actividad económica. Una medida que, según un informe presentado este jueves en Cuenca, tendría un “coste mínimo” para el Estado.

La Red de Áreas Escasamente Pobladas del Sur de Europa, la SESPA según sus siglas en inglés, a la que pertenecen Cuenca, Soria y Teruel, ha defendido que esta medida serviría para conseguir modelo de desarrollo que permita atraer inversión, trabajadores y profesionales a estos territorios, que por sus características lo tienen más complicado.

Una reducción que cifran en un 50%, pero que tendría un impacto “mínimo” en las arcas del Estado, según el doctor en Economía y coordinador del informe, José Antonio Herce.

Además, ha manifestado que estos fondos podrían recuperarse a medio plazo con el incremento de la actividad económica que se generaría en estos territorios. Creen que una petición razonada del Gobierno de España podría iniciar un proceso hacia su autorización por la UE.

Por su parte Vicente Caballero, representante de CEDER Alcarria Conquense, una de las comarcas más despobladas, ha subrayado que es una cuestión de “voluntad política” de poner en marcha estas acciones.

Cuenca, Soria y Teruel son las tres provincias españolas que presentan los índices de población más bajos de toda España: menos de 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado. Son las únicas provincias que reconoce la estadística oficial de la Unión Europea con la consideración de zonas escasamente pobladas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?