Últimas noticias Hemeroteca

Cocaína y Viagra en la trastienda del bar

La Policía Nacional detiene a un hostelero de 41 años por suministrar drogas y fármacos

La Policía Nacional ha detenido a un hombre 41 años que regenta un bar en Aranda como presunto autor de un delito contra la salud pública. Dentro del Plan de Prevención de Seguridad Ciudadana que se viene desarrollando mediante medidas dirigidas a evitar la comisión de hechos delictivos y también a detectar y perseguir los puntos negros del tráfico minorista de drogas, policías de la Comisaría de Aranda de Duero detuvieron la pasada semana a este hostelero, incautándose de mercancía relacionada con esta actividad.

Los agentes habían detectado una inusual entrada y salida de personas en el local investigado, alguna con antecedentes policiales vinculados al mundo del consumo de sustancias estupefacientes. A los agentes les resultó especialmente significativo el hecho de que las personas de estas características que accedían al local permanecían un tiempo inusualmente breve en el mismo.

Tras confirmar este hecho los funcionarios policiales realizaron una inspección en el establecimiento localizando, camufladas en un servilletero de la cocina, nueve bolsas de conteniendo una sustancia de color blanco, que a expensas del análisis oficial, se trataría de cocaína 9,380 gramos y un total de 64 pastillas de un medicamento contra la disfunción eréctil escondidas en un bote, así como una báscula digital con restos de polvo blanco, utilizada para pesar las dosis que vendía a los consumidores. Igualmente, junto con estas sustancias se localizaron 385 euros en metálico.

La Policía Nacional advierte de que, si bien traficar con sustancias estupefacientes ya en sí es un delito grave, también lo es la venta de fármacos. Entraña para los consumidores numerosos riesgos y consecuencias importantes para la salud, ya que carecen de garantía sanitaria y en muchas ocasiones su fabricación, en condiciones no higiénicas y en laboratorios ilegales hace que su composición no sea la correcta, pudiendo provocar daños graves en la salud de los consumidores.

Con esta actuación la Policía Nacional de Aranda de Duero da por desmantelado un punto negro de venta de sustancias estupefacientes en la localidad.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?