Últimas noticias Hemeroteca

María José Ruiz: "Las obras de arte deben tener verdad"

La pintora montillana, reconocida internacionalmente, acaba de ver culminada una exposición en la Diputación de Córdoba que ha sido un éxito de público

María José Ruiz (Montilla, 1966) nos recibe en su nuevo estudio de trabajo, en pleno centro de Córdoba. Un lugar luminoso que alberga algunas de sus obras más queridas y reconocibles. Además del trabajo en el que está inmersa. Sin hablar de las ideas que van bullendo para plasmarlas en un lienzo.

Ruiz estudió Derecho en Córdoba pero siguió su vocación y terminó licenciándose en Bellas Artes en Sevilla, tras pasar por Granada e Italia. Es académica correspondiente de la Real Academia de Córdoba. También realizó en 2015 el retrato de San Juan de Ávila que el Ayuntamiento de Montilla entregó al Papa.

Acaba de culminar una exposición retrospectiva en la Diputación de Córdoba que ha sido todo un éxito de público. Alegre, comunicativa, perfeccionista. María José Ruiz nos cuenta sus recuerdos, inquietudes y proyectos.

El Papa Francisco saluda a María José Ruiz. / Cadena SER

Antes de estudiar Bellas Artes te licenciaste en Derecho. ¿Por qué?

Es una inquietud que llevas dentro. Yo desde muy pequeñita dibujaba muchísimo. Es más, me lo imponía a veces como una autodisciplina. Tenía que pintar todos los sábados, cualquier cosa. Tengo una colección impresionante de retratos que ya hacía con 12, 13 y 14 años. A la hora de estudiar una carrera me planté una carrera como otra cosa. Para mí la pintura era algo natural y no tenía nada que ver con una profesión. Era la época en que todo el mundo estudiaba Derecho y como no tenía una vocación definida en ese momento, lo estudié. Qué pasa, pues que con los años te das cuenta de que no es lo tuyo. Decidí matricularme en Bellas Artes primero en Granada, porque yo entré ya por cupo de licenciados, luego hice un año en Italia en la Facultad de Bellas Artes de Reggio Calabria y luego terminé la carrera en Sevilla, en la Facultad Santa Isabel de Hungría.

En los años 90 realizaste tu primera exposición en la basílica de San Juan de Letrán en Roma.

Fue una cosa increíble... ¡Cómo se puede exponer en ese claustro maravilloso! Fue en el año 97 y estudiaba entonces en la Academia de Bellas Artes de Reggio Calabria en el sur de Italia. Se hizo una exposición de todas las academias italianas para el 'Jubileo 2000', se eligió un par de cuadros de cada academia y tuve la suerte de que escogieran el mío, un cuadro sobre la Madre Teresa. Era una cosa increíble y sigue siéndolo.

Italia está muy presente en tu obra.

Muchísimo, muchísimo. Soy una grandísima admiradora del Renacimiento italiano y de la estética italiana. Mis dos películas favoritas son 'Muerte en Venecia' y 'La gran belleza'. Esa escena de 'Muerte en Venecia' donde se une el texto de Thomas Mann, la estética de Luchino Visconti y la música de Mahler... Dios Santo, cómo se puede tanta belleza junta. Luego, 'La gran belleza' que simboliza la búsqueda de la inspiración. Curiosamente, lo que me preguntas nunca me lo habían preguntado pero sí, es verdad que Italia está muy presente en mi concepto estético.

Tu pintura ha estado vinculada en una parte a la religiosidad. Tus cuadros han estado en diferentes catedrales. Bueno, en la Mezquita-Catedral hay uno...

Sí, la obra de la que hemos hablado antes y que estuvo en San Juan de Letrán (Madre Teresa). Es la única obra de arte contemporáneo que hay en la Mezquita. He tenido la suerte de que durante algunos años, que además han coincidido con años muy complicados porque vivo de la pintura, he podido hacer distintos trabajos para el Arzobispado de Toledo, para Montilla... Mi último cuadro ha sido para la Hermandad de la Expiración de Córdoba, ese bellísimo Cristo que se inauguró el mes de noviembre pasado. Históricamente la Iglesia ha sido una grandísima mecenas de las artes y lo sigue siendo.Las últimas obras que hay en la Sala Capitular de la Catedral de Toledo son de dos mujeres, de Sor Isabel Guerra y la mía, el retrato del Cardenal Cañizares. También hice la portada para la revista 'Paso a paso' que me encargó Canal Sur Radio.

Retrato del cardenal Cañizares, en la Sala Capitular de la Catedral de Toledo. / Cadena SER

 

Pero tus trabajos pasan por muchos ámbitos. Por ejemplo, el aspecto social.

Es importantísimo para mí. Pinto al óleo, una técnica que viene desde los hermanos Van Eyck. Cinco siglos en los que tú teóricamente dices, bueno, una técnica ya muy superada por el 3D, la imagen digital y todo eso. Sin embargo debe de tener algún misterio cuando sigue llamando tanto la atención. Esa técnica la puedes usar para mil cosas y una muy importante es para contar lo que acontece. En mi último cuadro 'Venus with apple' puedo perfectamente usar esa técnica. Siempre se ha representado a Venus con una manzana, entonces cuál sería la manzana de hoy en día, pues sería un iPhone. Tengo mi serie 'Blanco roto' que va contra la violencia de género desde el primer cuadro de la serie, que creo que fue del año 2001 y que recibió un premio en el concurso de Focus Abengoa. Es una novia chorreando de sangre con el ramo seco. Una cosa terrible. O el cuadro de un grupo de niñas vestidas con los trajes de novia, que parece al pronto como una escena muy bucólica, muy de Botticelli, pero luego si te fijas bien detrás de un cojín en primer término de la obra hay un revólver con 5 balas. Es decir, se ofrece al espectador la terrible posibilidad de recargar esa recamara. Diariamente estamos asistiendo a una barbarie contra la mujer y yo creo que la mujer está viviendo una época terrible, terrible. Y hay que reflejar sobre muchas más cosas. Por ejemplo, 'Metamorfosis barroca', este señor vestido de novia que tiene una implicación más bien existencialista. Es un estudio sobre el existencialismo, que está tanto en la literatura en Kafka como en la pintura José de Ribera, que pintó esa primera mujer barbuda hace ya tantísimos siglos. Para como artista es lo principal es la plástica, la estética. En mi pintura tú siempre verás una imagen estética y tratada conforme a lo que yo sé hacer, lo que es mi oficio, el dominio del color, del tono, de la composición, y luego con un mensaje. Pero la estética es fundamental.

La pintora, con su cuadro 'Venus with apple'. / Cadena SER

'Metamorfosis barroca'. / Cadena SER

Otras facetas de tu obra. En Córdoba siempre es importante el cartel anunciador de Mayo festivo cordobés. Y planteaste una imagen que mezclaba el tópico de hombre cordobés, con sombrero cordobés, pero con la modernidad la modernidad los vaqueros.

Meter Córdoba en un formato de un metro cuadrado es prácticamente imposible. Quise plasmar la belleza en la fisionomía de un joven bellísimo, porque para mí la belleza masculina es el summum de la belleza. Con rasgos muy cordobeses tanto en el tono ese aceitunado de la piel como en los ojos, las cejas, se acerca a Julio Romero de Torres. De hecho, está tocado con el sombrero auténtico de Julio que me prestó la directora del Museo, Mercedes Valverde, que vino con todo sumo cuidado con su sombrero a la sesión. Y luego hay un muro judío, un capitel califal de avispero, un fuste romano, una calleja con las flores porque fue más o menos por la época en la que hicieron el patrimonio universal a los patios de Córdoba. Y todo el simbolismo de la flor como seducción, el vino de Montilla siendo yo montillana y, obviamente, la modernidad en ese vaquero. Cosa que fue muy criticada en su momento. Pasamos una feria muy divertida. Luego surgieron todos los memes...es una cosa que siempre queda en el recuerdo. A mí me mandaban mails y cosas desde Amsterdam, cómo es posible que haya trascendido tanto... Yo sabía que me exponía un poquito cuando no utilicé a la típica guapetona cordobesa.

Has viajado por muchos países. Qué crees que tiene tu pintura para que llegue a los espectadores.

Creo que transmitir es algo complejo porque primero tienes que transmitirte una idea a tí misma y ser capaz de plasmarla materialmente. Como me preguntas por qué funciona, puede que sea por la verdad del mensaje. Intento decir algo de verdad, no me gusta lo superfluo o lo falso en la pintura. Mi pintura está cargada de detalles pero si te acercas a un cuadro mío es muy matérica, muy de pincelada. La obra debe de tener verdad.

¿Tu obra se sienta cercana algún referente?

Hay gente que habla mucho de mi pintura en plan hiperrealista. Y, claro, para mí el gran maestro es Antonio Antonio López. Recuerdo cuando vi la primera exposición de Antonio López en Sevilla, una retrospectiva en el Hospital de los Venerables, y yo me fui con mi cuadernito apuntar todo. Hay gente que me lo comenta, obviamente salvando la distancia desde la humildad más extrema. No es mi intención, pero ya que me haces esa pregunta yo te contesto.

'Blanco roto'. / Cadena SER

Cuál es tu sueño, tu próxima meta.

Tengo en mente varias varias composiciones interesantes. No me gusta aventurarme. Sí quiero hacer un cuadro sobre la vanidad y ya más o menos lo tengo ideado. Luego voy a traer otro tema mitológico, más bien legendario, que va a ser una auténtica sorpresa de gran gran tamaño. Una forma contemporánea de contar una historia donde la protagonista va a ser una mujer, una chica joven muy moderna y de la que vamos a poder también extraer seguramente nuestro aprendizaje nosotras como mujeres.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?