Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 21 de Octubre de 2019

Otras localidades

EXHUMACIÓN DE FRANCO EXHUMACIÓN DE FRANCO El Gobierno exhumará los restos de Franco el jueves 24 de octubre a las 10:30

Los clásicos se reivindican

El colectivo "Clásicos Aranda" se une a las quedadas nacionales para protestar por las trabas que la nueva normativa impone al uso y mantenimiento de vehículos antiguos

Uno de los coches clásicos que ha participado en la quedad reivindicativa /

Son una víctima colateral. Los propietarios de vehículos clásicos o históricos, cuya antigüedad los convierte en una pieza de colección, se sienten maltratados por las nuevas normativas nacionales y de los grandes municipios españoles que potencian la renovación del parque móvil y desincentivan la compra de vehículos impulsados por combustibles fósiles. Así ha quedado claro también en Aranda este sábado 9 de febrero en la quedada que el colectivo “Clásicos Aranda” realizaba en la Plaza de la Hispanidad, uniéndose a las que se celebraban en el resto del país. Aseguran que cada vez encuentran más trabas para mantener vehículos que suman más de dos décadas, ya que perciben que se les realizan controles más exhaustivos y menos permisivos en las revisiones periódicas y obligatorias, por no hablar de la prohibición de circular en algunos municipios como es el caso de Madrid, al no cumplir los estándares establecidos por este municipio para luchar contra la polución. “Nos quieren quitar el derecho a circular con el coche cuando pagamos nuestros impuestos de circulación, abonamos el seguro, pasamos nuestra ITV, y por ejemplo, yo no puedo entrar en el centro de Madrid.” asegura Alberto Illera, uno de los miembros de “Clásicos Aranda” que ha estado presente en la concentración. “Yo tengo un coche con cuarenta años, pero está nuevo. Paso la ITV con cero fallos. No hay problema en cuanto a los frenos, en la máquina de los gases. Si está todo bajo control ¿por qué tienen que impedirme circular?”

Temen que aunque ahora las restricciones solo se dan en algunos municipios, las trabas se extiendan poco a poco a todo el territorio. Consideran que, aunque no haya una prohibición de utilizar un coche de más de una cierta antigüedad, en la práctica se están tomando medidas para sean los propios titulares de los vehículos los que renuncien a tenerlos. “Si cada vez que vas a la ITV te ponen problemas para pasar que a otros coches no les pondrían y tengo que volver o cambiar cuatro cosas, parece que lo que pretenden es que al final nos cansemos” dice Javier García, otro de los participantes en esta quedada. “Estos coches serán viejos, pero probablemente estén mejor que alguno de cuatro o cinco años, porque continuamente estamos cambiando piezas, y no de desguace, sino nuevas que se venden.”

En la concentración han participado varias decenas de vehículos clásicos de diversas marcas y modelos que lucían en su cristales delanteros carteles con el lema “No somos el problema, somos historia”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?