Últimas noticias Hemeroteca

3-2. El Ibiza gana con sufrimiento final

Gran primera parte de los locales y buena reacción del Real Murcia

Los jugadores de la UD Ibiza celebrando uno de los goles /

La UD Ibiza ha vuelto a enseñar su imagen más poderosa, sobre todo en la primera parte, ha desplegado un fútbol vertical y ha derrotado de forma merecida al Real Murcia, un equipo histórico, pero que ha naufragado en la primera parte en Can Misses- entre la resignación de un nutrido grupo de aficionados que le han acompañado hasta Ibiza- pero que ha sabido reaccionar en la segunda parte. Los visitantes han ido de menos a más y han rozado la igualada.

En la recta final del choque, la UD parecía sentenciar con un gol de antología de Jordi  Sánchez, pero ha tocado padecer hasta el último suspiro con un segundo gol murciano.

La parroquia local ha respondido de nuevo, desmostrando que mantiene la fe y la ilusión de ver algo grande esta temporada. Según los datos del club ibicenco, 1.936 espectadores han poblado las gradas del estadio municipal.  Las asistencias médicas han  tenido que atender a una aficionado que se ha sentido indispuesto y ha sido trasladado a un centro hospitalario.

Se esperaba una posible revolución en el once inicial tras la mala imagen en Badajoz, pero Palop ha optado por una vía más tranquila con tres novedades. El principal cambio en la banda izquierda.  Los exmallorquinistas Bonilla y Giner  han sido la apuesta del entrenador de la UD Ibiza, que también ha recuperado en la posición de central a Albizua que fue suplente la pasada jornada.

La otra gran novedad la presencia de Cirio como enganche, dejando a Chavero en el banquillo. No anda fino en los últimos partidos uno de los futbolistas con más clase en la plantilla deportivista, que además ha vidido una semana especial porque ha sido padre de nuevo y hoy ha comenzado en el banquillo junto con alguno de los fichales más rutilantes del mercado. La persecución, incluso de los objetivos más ambiciosos debe hacerse con calma. Con el once ya confirmado se ha producido la baja de Gonzalo tras sufrir un golpe en el calentamiento y ha entrado Provención en el equipo titular.

Nada más arrancar el choque los locales han podido avanzarse en el marcador, tras un buen robo de balón, prolongó Cirio y la pelota llegó a Giner dentro del área y su remate raso lo ha podido repeler el portero Mackay. Y es que el inicio de los ibicencos ha vuelto a ser meritorio. Presión avanzada,  monopolio del balón, circulación rápida encerrando al Murcia en su campo y verticalidad en el juego. Los locales han rozado el gol olímpico en un lanzamiento de esquina de Giner, que ha sacado sobre la raya el guardamente murciano y poco después un disparo de Rodado ha salido cerca del palo.

El dominio absoluto y el fútbol rápido tuvo premio a los 16 minutos, tras otro robo en el mediocampo de Cirio, junto con una buena acción de Fran Grima que progresó , llegó hasta la frontal y sirvió a Rodado que con un excelente remate mandó el balón lejos del alcance de Mackay. Un  tanto que hacía justicia a lo que se veía en el campo porque el Ibiza había "empequeñecido" al Murcia.

Con ventaja local, el Ibiza se tomó un respiro, pero mantenía el control, aunque el Murcia empezó a acercarse a los dominios de Lucas al que provó por primera vez en el minuto 22 con un disparo lejano de Armando que resolvió el portero local en dos tiempo. La réplica de los ibicencos llegó  con un disparo de Provencio que lamió el palo.  El Ibiza robaba una y otra vez en la zona ancha y no especulaba con la pelota sino que buscaba en seguida la portería rival. Sufría la defensa visitante que tuvo que emplearse a fondo, recurriendo a las faltas para parar el ataque de los deportivistas que costaron la tarjeta amarrilla para Hugo Álvarez y Parras .

Rodado, que estaba siendo uno de los destacados, tuvo que ser atendido en la banda con una aparatosa brecha, tras chocar un defensa, pero pudo volver al campo con un aparatoso vendaje.

En el último cuarto de hora de la primera parte asomó algo más el Murcia en campo de la UD, pero los  visitantes seguían imprecisos en el pase, aunque rozaron el empate en el minuto 44 con un disparo de Jeissón desde dentro del área que no encontro portería.

El Ibiza parecía buscar el descanso, pero encontró de nuevo el gol en una acción sin aparente peligro que acabó con un centro lateral de Grima y Giner con habilidad remataba al alimón con un defensa del Murcia,  superando a un Mackay que reaccionó tarde. Primer gol del extremo izquierdo con la camiseta ibicenca y la constatación de que, ahora si, el conjunto de Palop tiene un jugar desequilibrante en la banda izquierda.

Tras el descanso, el técnico local optó por dejar en la caseta a Rodado dando entrada a Sánchez. También movió el banquillo el técnico visitante, Manolo Herrero, dando entrada a Josema por Santi Bernal.

La segunda parte fue otra cosa. Los visitantes buscaban recortar nada más arrancar la segunda parte, pero Jeissón estuvo lento cuando se encontraba en una buena posición y Grima tapó su disparo. Poco después era amonestado el lateral ibicenco, por un agarrón a Jeissón, el principal incordio del ataque murciano. Falta peligrosa, que lanzó Armando superando la escasa barrera defensiva y mandando el balón a la red. El peor escenario posible para los locales que veían como una renta cómoda se reducía demasiado pronto.  El gol envalentonó al Murcia, que se adueñó del balón y el Ibiza se vio obligado a defenderse. Aparecieron los nervios y una indecisión de Lucas estuvo a punto de costar el empate al regalar el esférico .

Al Ibiza le costaba más recuperar el control del juego, apenas tenía posesión, y solo Cirio mantenía la frescura de la primera parte. Los locales se olvidaron de la zona ancha, no encontraban el juego por los extremos y recurrían una y otra vez al fútbol directo para llegar a la portería de Mackay.

Pasaban los minutos, sin que los locales crearan peligro, pero cuando falla el juego de conjunto hay que echar mano del talento individual. Se jugaba el minuto 79 y en un balón centrado al área murciana, falló en el control uno de los zagueros, Jordi Sánchez vio adelantado al portero Mackay y de primera dibujó una parábola perfecta para conseguir un tanto de antología. Sánchez se estrenaba también como goleador y mostraba que ahora también hay pólvora en ataque.

Palop dio minutos también a otro  de los fichajes de invierno, el extremo Perdomo, que salió con ganas, al que se vieron destellos de calidad, y el choque parecía sentenciado. Pero el Murcia de la segunda parte era otra cosa. Perdió un balón Provencio en la zona ancha, en una acción que pareció falta y la rápida jugada por banda derecha acabó con un buen centro que mandó a la escuadra Miguel Díaz.

Tocó sufrir hasta el final, el portero del Murcia subió a rematar un saque de esquina que se resolvió sin consecuencias y en la jugada posterior, Javi García no acertó a definir con la porteria murciana desguarnecida, aunque Mackay logró reacciónar en el último instante. Con sufrimiento, pero lo importante es que los tres puntos se quedaron en casa y que el Ibiza se mantiene en la pelea por las primeras posiciones. Lo que habrá que arreglar ahora es la diferencia en juego y posesión entre la primera y la segunda parte.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?