Últimas noticias Hemeroteca

Pura agitprop: agitación y propaganda

Para los populares, quien no comulgue con su discurso es un extremista o un pancatalanista o, incluso, un antipatriota

Es cierto, lo decía el otro día Francino, la radicalidad es como ese río que nos lleva. No hay espacio para nada más.

Las próximas elecciones autonómicas e incluso las municipales -lo que es más grave, ya que las ciudades quedan muy al fondo- se van a plantear en términos nacionales, con Cataluña siempre presente.

Para los populares, quien no comulgue con su discurso es un extremista o un pancatalanista o incluso, un antipatriota. Este camino -por cierto- también lo ha empezado a explorar el candidato de Ciudadanos, Toni Cantó.

Vamos, el clásico 'estás conmigo o contra mí'. Se trata de polarizar. O eres blanco o eres de los otros. No hay matices. No importa nada más. Son mensajes emocionales, pura agitprop, o agitación y propaganda.

Y todo ello al margen de la pelea por el relato; de asumir sin ningún pudor la titularidad de cualquier proyecto de futuro -aunque su relación con el mismo sea remota o sonrojante-.

Todas las elecciones tienen algo de todo esto que les cuento; de escenificación, de histrionismo... El problema de las próximas es la alta dosis que nos quieren inocular.

Y lo curioso de todo ello es que quien nos lleva a este terreno es un partido que se autodefinía como moderado.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?