Últimas noticias Hemeroteca

Una ópera con palos y 'palitos' para el último domingo de Preliminar

Regresaba la chirigota de Antonio Álvarez, más conocido como ‘Bizcocho’ tras el ‘palito’ del pasado Concurso. Ahora viene presto a dar palos y recibir algunos formando un dispositivo policial en una manifestación. Aparecen en formación habitual de esta chirigota, con la instrumentación delante, sentada en unos neumáticos.

El Bizcocho llega a caballo con una coreografía incluida. Letra primera con detalle al año pasado y el palo que se llevó, así como un recuerdo a Er Chele Vara nombrando a Manolín Santander. Segundo pasodoble a los que destrozan el Concurso, bien tirado con guiño a lo ocurrido el año pasado con el Sheriff, aunque sin nombrar.

Llegan los cuplés y es el caballo el que le chiva la introducción. Buenos finales, pero el segundo es el mejor haciendo un juego entre la historia del humor y Rosalía. Estribillo con apela y la pela. Bueno, mejorable, pero bien. El popurrí entretenido y con golpes varios. Merece la pena disfrutar de ellos, porque te llevan al sitio con la cuarteta final. Letras, ahora las letras.

Ópera Carnaval de los Niños

Nandi Migueles vuelve por sus fueros, por donde nunca debió irse. Un coro con poso, alegre y soltando potencia. Renovado y rejuvenecido. Diferentes tipos que defienden cada uno el origen del Carnaval, pugnando entre ellos por ver quién es el mejor. A Nandi una y no más, no le pasa lo mismo que el año pasado con el tipo. Presentación con diferentes músicas de la ópera para rematarla con un popurrí de pasodobles históricos. Letra la primera en señal de lanza contra todas aquellas personas que han pensado que este coro estaba muerto. Y ni mucho menos.

Segundo tango hacia las mujeres gaditanas que son visibles en el Carnaval, por su trabajo o valía, nombrando a varias. Enorme letra que recibe la ovación del público y que, dicho sea de paso, desde estas líneas nos sumamos. Como se preveía, el popurrí es una sucesión de cuartetas contando la historia del origen del Carnaval. Y además con gran acierto. Con sus músicas de óperas y otras de Carnaval, ensalzando la historia, los autores y los componentes. Al final se entremezclan unos y otros, para irse al compás de pasacalles por Cádiz.

Chirigota embotellada

Distintas etiquetas de marcas de bebidas que se despegan de sus botellas. Tipo que se repite, aunque en este caso mucho más chirigotero. La presentación con muchos puntos a destacar el último detalle en referencia a la figura de Gambrinus. Pasodoble con música chirigotera y corte clásico, no en vano es Mario Rodríguez el autor, que muestra un cariñito a Cádiz en el primero. En el segundo tira de efecto para decir que no están de acuerdo con acortar las fases del Concurso, porque aquí puede cantar cualquiera quiera. Claro que sí, pero con respeto a poder ser, añadimos.

Cuplés muy bueno el primero hacia los bebés reborn y lo que le cuesta la manutención; el segundo a los policías locales y los problemas de material. Local, pero es bueno. Popurrí con cuartetas muy buenas y otras no tantos, pero bueno en líneas generales. El grupo suena de lujo. Lo mismo dan una sorpresa en Cuartos.

--------------

La once y todo sereno… o no

Nos trasladamos a los años 90 y no solo por el tipo de la chirigota, sino por la chirigota. Van del célebre programa de la ONCE ‘El Cuponazo’, con toda aquella pesca: las azafatas, Carmen Sevilla, Agustín Bravo y hasta Hugo… sí, sí, Hugo el muñeco del juego telefónico. Eso mismo. De Mari Carmen y sus muñecos hubiera estado mejor. Pasodoble primero a Carmen Sevilla y su alzheimer. Para queda bien suponemos.

Segunda letra, una lista de hombres que cantan en Carnaval –y mujeres en general- para acabar incomprensiblemente nombrando a Fernando Orgambides, Baguettina. En fin. Cuplés inviables. Estribillo con hacienda de por medio. Popurrí una sarta de cuestiones que les pasa con el telecupón. Nada más que añadir. Cuando Er Chele Vala dijo aquello de “remember”, no se refería a esto.

Madrid es Cádiz con más franceses

‘La trupe’ madrileña que llega al Falla con más intención que acierto. Comparsa que desde la capital de España proviene sin más pretensiones que cumplir un sueño, como ellos mismo dicen. Se trata de una tropa napoleónica que vienen a conquistar Cádiz y eso que no llegaron a entrar. Primer pasodoble a lo que se siente en Madrid por la Tacita y segundo a

Cuplés a Carmena el segundo, con estribillo batallonero. Popurrí contando cosas variadas, empezando con la bruma de la noche y un violín de fondo. Vaya por delante que le ponen empeño, pero no hay mucho más. Al menos el tipo tiene un sentido y están bien vestidos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?