Últimas noticias Hemeroteca

La media de edad en los pueblos que sufren la despoblación en Castellón es de 55 años

El sociólogo de la Universitat Jaume I, Vicent Querol, advierte que las administraciones llegan 40 años tarde para tratar de revertir los problemas de la despoblación

La mitad de los pueblos de la provincia de Castellón tienen menos de 500 habitantes. El Instituto Nacional de Estadística advierte que en el año 2030, los municipios perderán el 15 por ciento de su población. La edad media de los habitantes de la provincia es de 42 años, mientras que en el mundo rural asciende a 55 años.

En los pueblos que sufren la despoblación, la edad media es de 55 años

En las dos primeras décadas del siglo XX, los pueblos del interior de la provincia de Castellón registraron sus máximos de población, pero a partir de ese momento, hace 100 años, comenzó la despoblación. El sociólogo de la Universitat Jaume I de Castellón, Vicent Querol, experto en esta materia, ha asegurado en declaraciones a Radio Castellón, que el problema radica en la pirámide demográfica de la provincia, porque el mundo rural está envejecido con una media de edad de 55 años. Querol opina que las administraciones deben emprender un plan de choque en los municipios de menos de 400 habitantes para emprender medidas para detener la despoblación para detectar aspectos que pueden mejorar, y atraer a parejas jóvenes, para que puedan instalarse en los pueblos. Además, el sociólogo advierte que las administraciones llegan 40 años tarde para tratar de revertir los problemas de la despoblación y considera que si las infraestructuras, como la autopista o las autovías hubieran llegado hasta las localidades del interior, el crecimiento de la provincia hubiera sido otro.

Vicent Querol afirma que los principales problemas de la despoblación se centran en la falta de servicios sanitarios, educativos, el acceso a la enseñanza secundaria, porque todo se concentra en las ciudades, aunque de cara al futuro es optimista porque de momento, no hay muchos pueblos que hayan desaparecido.

El pueblo con menos habitantes de la Comunitat está en Castellón

La despoblación comenzó en la provincia de Castellón en los años 60 con el éxodo rural y el auge de la industrialización. En Castell de Cabres viven seis personas durante todo el año, es el pueblo con menos habitantes de la provincia de Castellón y de la Comunitat Valenciana. La distancia con el hospital más cercano es de 70 kilómetros, el Hospital Comarcal de Vinaròs. La capital de la provincia, Castellón, queda a dos horas.

La alcaldesa de Castell de Cabres, Mari Pau Querol, en un debate sobre despoblación organizado por Radio Castellón, y que pueden ver en nuestra página web, ha destacado que el descenso de población en el pueblo se ha producido por la falta de oportunidades. La edad media de la localidad oscila entre los 55 y los 60 años. Una situación que según Querol irá a más si las administraciones no contribuyen a ofrecer un empleo estable, a disminuir los impuestos para los negocios y a reducir las trabas administrativas. Hay que decir que la alcaldesa de Castell de Cabres no cobra un salario por ejercer su cargo, como la mayoría de los ediles de los pueblos de la provincia. Mari Pau Querol considera que la solución a la despoblación pasa porque regresen los vecinos que se fueron del pueblo y que se instalen en el municipio los trabajadores que prestan servicios en la zona.

En 1973 cerró el colegio de Castell de Cabres con 15 alumnos y en ese momento comenzó a descender la población de manera significativa. El futuro del municipio pasa por atraer a gente joven que disminuya la edad media de la localidad.

La lucha contra la despoblación desde la Diputación Provincial

El presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, en el debate sobre la despoblación asegura que la solución pasa por dotar de servicios y oportunidades a las personas que quieren vivir en los pueblos. Moliner considera que de alguna forma, los ciudadanos que habitan en las ciudades deberían pagar cuando se escapan los fines de semana a disfrutar de los pueblos.

El presidente provincial considera que son los grandes partidos, PSPV y PP, los que han contribuido a mantener con vida los pueblos, porque siempre han estado presentes en los ayuntamientos de las 135 localidades de la provincia. Además, advierte que no es un problema de número de habitantes, sino de estructura demográfica, porque la edad media del mundo rural es 13 años mayor que la edad media de la provincia. Javier Moliner asegura que salvar el mundo rural es un proyecto en el que deben participar todos los ciudadanos y propone que las administraciones incentiven a las personas que presentan servicios en los pueblos, como los médicos y profesores, para que residan en el mundo rural. Además de atraer a los jóvenes con raíces en los municipios.

Pueblos con menos de 100 habitantes

Municipios como Sacañet, Villores, Argelita, Espadilla, Fuente la Reina, Herbés, Higueras, Matet, Palanques, Pavía, Toga, Torralba del Pinar, Torrechiva, Vallat, Vallibana, Villamalur o Villanueva de Viver, tienen menos de 100 habitantes. Ahora las administraciones deben luchar con planes que potencien la supervivencia de estas localidad, que cada año pierden población.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?