Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 19 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Marihuana con denominación de origen de Almería

Los productores de la provincia levantan una industria que nutre otras redes exportadoras

Almería una de las provincias con más plantas decomisadas. /

Una combinación macabra entre la experiencia en el sector agrícola y la conexión histórica con el narcotráfico convierten Almería en la referencia europea de la marihuana. Los traficantes revolucionan el mercado del cannabis con un producto único en calidad... y en rentabilidad.
Según informes elaborados por la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Fiscalía Antidroga, los productores almerienses consiguen los índices de toxicidad (THC tetrahidrocannabinol) más altos del país (con Granada).


Los narcos buscan almacenes, garajes, viviendas deshabitadas y hasta invernaderos para montar plantaciones clandestinas, apuntaladas por potentes lámparas halógenas, sistemas de extracción de aire y riego. La profesionalización de los productores rompe clichés sobre la marihuana.
Según los informes, los productores almerienses han conseguido floraciones exprés. El cultivo intensivo permite el crecimiento acelerado y las plantaciones están listas para el corte y secado en solo tres meses.


“El cultivo indoor de marihuana ha acortado los plazos de floración y actualmente el tiempo entre la plantación y la puesta en el mercado se sitúa en tres meses”, señalan fuentes de la Fiscalía. “Se induce a un crecimiento masivo con la aplicación de luces y posteriormente dándose las condiciones de humedad precisas (...) no es difícil elaborar tal proceso e, incluso, en los grow shop se puede obtener la modalidad adecuada”, lamentan.
Las implicaciones son tremendas. Los traficantes obtienen mercancía para nutrir el mercado clandestino varias veces al año, con una capacidad sin parangón en la agricultura legal de la provincia de Almería.

 

Sin semilla Además, en el afán por alcanzar mayores cantidades en menos tiempo, los narcos han obtenido un sistema sin plantas masculinas e, incluso, técnicas de cultivo sin semilla. Y además la calidad del producto no se resiente. Según expertos de la Policía Nacional y de la Guardia Civil consultados, en Almería se han decomisado plantas con un THC superior al 20 por ciento, ampliamente por encima del mercado tradicional de este cultivo.


El resultado rompe otro mito sobre el cannabis. Si bien los consumidores fuman preferentemente la flor y las hojas próximas, la acumulación de THC permite también usar ciertas partes del tallo, lo que multiplica la rentabilidad de cada vivero.


Estos rasgos ramifican los efectos colaterales. Las fuerzas de seguridad trabajan con equipos especializados para la lucha contra la producción de marihuana. Las autoridades judiciales tienen que considerar nuevas tendencias en esta actividad irregular. Y los traficantes se erigen como una industria volcada en la exportación. Con denominación de origen Marihuana de Almería.


149.000 plantas decomisadas en dos años La explosión del cultivo de la marihuana entre los traficantes de la provincia de Almería en los últimos tres años tiene una incidencia directa en los grupos antidroga de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. La Comisaría Provincial de la Policía Nacional en Almería y la Comandancia de la Guardia Civil disparan sus cifras de decomisos de marihuana hasta niveles desconocidos en la provincia.


Según datos oficiales del periodo 2017-2018, entre ambos cuerpos suman más de 149.000 plantas decomisadas en operaciones judiciales contra productores de la provincia y, más aún, cientos de kilos de picadura de cannabis y cogollos secos listos para su venta en el mercado europeo. Nunca antes se habían producido tantas aprehensiones de marihuana en Almería.


Las operaciones presentan características distintas. La Policía Nacional acumula un número mayor de intervenciones en viviendas y garajes, dado el carácter urbano de su jurisdicción. De este modo, las plantaciones suelen ser más numerosas, pero más pequeñas.
Según estadísticas de la Policía Nacional, en los dos últimos años sus agentes en las comisaría de Almería y El Ejido han realizado 226 detenciones en operaciones contra el cultivo, transporte y venta de marihuana.


“Las operaciones llevadas a cabo por Policia Nacional van acompañadas siempre por investigación y mandamiento judicial al encontrarse las plantas en naves, viviendas y otros inmuebles similares”, señalan fuentes oficiales de la Comisaría de Almería.

 Guardia Civil Por su parte, la Guardia Civil ha extendido sus indagaciones desde los núcleos urbanos hasta zonas rurales. Las intervenciones de los agentes del EDOA han batido récords gracias a la localización de grandes invernaderos convertidos a la explotación intensiva del cannabis.
En octubre de 2017, los agentes detectaron en Níjar cuatro invernaderos con 40.000 plantas de cannabis, un hito en la lucha contra el narcotráfico. El año pasado, solo en las macetas, la Benemérito decomisó 65.000.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?