Últimas noticias Hemeroteca

Iván Hernández: "Me levantaba apostando y me dormía apostando"

Los vascos nos gastamos el año pasado 354 millones de euros en apuestas, un 4% más que el año anterior

Iván Hernández tiene 36 años, es de Irún. y se autodefine como adicto en rehabilitación. Desde hace cuatro años acude tres veces por semana a la sede de la Asociación Alcohólicos y Adictos en Rehabilitación de Gipuzkoa (AERGI) para tratar sus problemas de adicción al juego.

En el Día Internacional del Juego Responsable, en A vivir que son dos días Euskadi, Iván ha explicado que sus problemas se remontan a cuando tenía 12 años y jugaba a las cartas en familia. "Yo era una persona que tenía muchas cosas que no quería contar. Me fui poniendo unas capas de cebolla y necesitaba taparlo con algo para que no descubrieran quién era realmente. Con el primer consumo de juego fui tapando eso y vi que conseguía hacer lo que realmente quería", cuenta. "Yo no me di cuenta de que existía una adicción hasta que entré en AERGI. A mí me trajeron aquí y me lo tuvieron que decir". Sú día a día era apostar. "Levantarme apostando y dormirme casi casi apostando. Era un día completo apostando. Era un sin vivir. A veces en los salones de juego, otras a través del móvil, siempre que tuviera dinero", detalla. Confiesa que sacaba el dinero de donde pudiera "inventando mil excusas". "He llegado a apostar hasta coches. Iba a casa de mis padres y les robaba las joyas para empeñarlas", explica.

Su trabajo como hostelero en su bar de Irún no es fácil para Iván. Preguntado por la publicidad de casas y salones de apuestas, sostiene que "sí influye porque son como un montón de impactos".  Por eso, afirma que no ve la televisión en abierto, solo la de pago. Intenta no hacer caso a todos los anuncios que se encuentra y concluye  reconociendo que su rehabilitación será para toda la vida.

El juego en cifras

El gasto en apuestas en Euskadi ha crecido un 4% en el último año (de 340 millones de euros en 2017 a 354.862.111 en 2018) con unos retornos en premios de 306.309.091 euros. El número de apuestas ha aumentado en un millón y se ha pasado de los 36,5 millones en 2017 a los 37,5 en 2018. También han crecido los ingresos de las tres empresas que gestioan las casas de apuestas en Euskadi, en concreto un 5,5%,  al pasar de los 46 millones en 2017 a los 48.553.020 en 2018.

En Euskadi hay 210 salones de juego, el máximo estipulado por la Ley. Además, hay 33 casas de apuestas "puras" y 35 salones de juego habilitados. El Reglamento General del Juego de la CAPV establece un máximo de tres empresas de explotación cada una de las cuales puede contar con 750 máquinas de apuestas.  También establece un máximo de 2250 máquinas de apuestas. Actualmente hay 2116 máquinas, de las cuales 814 están en locales y salones de juego habilitantes y 1302 en establecimientos de hostelería.

El número de permisos ha ido creciendo en los últimos años. Si en 2014 se concedieron 1804, en 2015 fueron 1877, en 2016 se alcanzaron los 2078 y en 2017 se llegó a los 2089.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?