Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 05 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Las ayudas forales aprobadas por la oposición no beneficiarán a 1.150 alaveses con pensiones bajas

Las subvenciones de la Diputación se descontarán de la RGI que reciben los alaveses con las pensiones más bajas

Los alaveses que complementan sus pensiones más bajas con la RGI no se verán beneficiados por las ayudas forales a los mayores de 65 años /

Otra consecuencia inesperada de las ayudas forales a mayores de 65 años que aprobaron PP, EH Bildu y Orain Araba en las Juntas Generales en contra del criterio de la Diputación de Álava: cerca de 1.150 alaveses con pensiones bajas no se verán beneficiadas por esta línea de ayudas públicas. Así lo recoge un informe jurídico del servicio de desarrollo normativo de la Diputación al que ha tenido acceso la CADENA SER.

Los tres grupos de la oposición aprobaron en enero que la Diputación alavesa abra una línea de subvenciones para los mayores de 65 años que tengan ingresos inferiores a 20.000 euros brutos al año. De momento, con 2 millones de euros a repartir entre todos los solicitantes, una cantidad que se ampliará año a año.

Sin embargo, aquellos pensionistas en una situación de mayor necesidad no van a notar ningún cambio en su situación económica con estas ayudas. Hablamos de las 1.150 personas mayores de 65 años con pensiones muy bajas que son complementadas por la Renta de Garantía de Ingresos (RGI), según los últimos datos ofrecidos por Lanbide. Según este informe jurídico, la ley establece que estas ayudas forales tendrán que contar como ingresos y no podrán complementar la RGI. Están además, por ley, obligados a solicitar las ayudas.

Es decir, el montante final que recibirán será el mismo. Lo que la Diputación les otorgue en su subvención será descontado de la RGI. “Cabe concluir que la actividad subvencional dirigida a personas mayores de 65 años no se ajustará a las necesidades reales de la población, ya que las  personas más desfavorecidas y que, en teoría, han de ser las máximas beneficiarias de estas ayudas pueden no beneficiarse de las mismas”, concluye el informe jurídico de la Diputación.

El mismo argumento jurídico es compartido en Lanbide, que gestiona la RGI. “Lo único que va a cambiar es el pagador”, explicar el director de Lanbide, Borja Belandia. Lanbide descontará de sus ayudas el importe de la subvención de la Diputación. Para esos mayores de 65 años no habrá consecuencias en la mejora de su situación económica.

En la actualidad, las pensiones se complementan con la RGI hasta los 787 euros para una persona. En unidades convivenciales de dos personas sube hasta los 984. Para tres o más, son 1.063 euros máximo. Esto quiere decir que una persona que tenga una pensión superior a 787 euros -siendo una única persona en la unidad convivencial- sí se verá beneficiado por las ayudas forales, mientras que quienes estén por debajo de esa barrera -y reciban la RGI- no se verán afectados.

La línea de ayudas foral todavía no ha sido aprobada. La Diputación tiene el mandato de las Juntas Generales para hacerlo y está trabajando ahora en las fórmulas para ponerla en marcha. El Gobierno foral ha sido muy crítico con PP, EH Bildu y Orain Araba por aprobar unas ayudas sin conocer sus consecuencias reales y los problemas jurídicos que iba a provocar. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?