Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 30 de Septiembre de 2020

Otras localidades

Mujeres

Historias de superación personal

Cat Yuste y Julia Martínez ejercen su desempeño profesional superando barreras, algunas achacables a la mentalidad, y otras fruto de la discapacidad

Julia Martínez, con txapela, durante una prueba de leventamiento de peso en el País Vasco

Julia Martínez, con txapela, durante una prueba de leventamiento de peso en el País Vasco / Radio Segovia

Las segovianas Julia Martínez y Cat Yuste tienen más en común de lo que pueda parecer en un primer análisis. Ambas superan adversidades para su quehacer diario y en los dos casos desarrollan un espíritu de superación digno de mención.

Julia practica halterofilia en una especialidad deportiva asociada a un mundo masculino, y con el objetivo de prepararse en el campeonato de Europa Máster. Antes, Julia fue la primera mujer no procedente del País Vasco en ganar pruebas de Harrijasotzea o levantamiento de piedras. Curiosamente, los únicos prejuicios que encontró Julia en un principio son los que ella misma creó en su cabeza. “El levantamiento de piedras se hace siempre en entornos rurales del País Vasco, y pensé que me iban a mandar a fregar directamente. Pero no, al revés, siempre se han mostrado muy cariñosos conmigo”, cuenta Julia. “Valoran mucho la pasión que tengo, que sea una mujer y tan bajita. Siempre he encontrado dificultades”, añade.

El esfuerzo y sacrificio que requiere una especialidad tan sacrificada no arruga a Julia que se plantea cada día nuevos retos personales asociados al sacrificio de una especialidad deportiva muy exigente. “Ves que mejoras tus marcas, que te superas, y poco a poco vas entrenando más, acudes a un nutricionista y en vez de ser tu ocio se convierte en la preparación necesaria para la competición”, asegura Julia

Cat Yuste, por su parte, es una escritora que padece retinosis pigmentaria, una enfermedad incapacitante y que, irremediablemente, conduce a la ceguera. Pese a las dificultades, Cat mantiene un ritmo creativo similar a cuando veía perfectamente. “Todavía veo un poco, pero ya no es como antes. No puedo leer en papel ni escribir”, explica. “Para crear un texto tengo que ver la imagen en mi cabeza y describírsela al que no la está viendo, pero hay cosas que ya no alcanzo. Si tuviera, por ejemplo, que hacer una entrevista, tendría que describirme alguien a la persona y luego ya haría yo una interpretación”. Pesa a su discapacidad, es ahora cuando los lectores de Cat consideran que su estilo es más detallista. “Todo el mundo me dice que mis textos son muy visuales, y eso que no veo”, reconoce

Lejos de amilanarse, Cat sigue trabajando en una profesión en la que a veces el entorno le pone muchas dificultades. “Tú te levantas por la mañana con todo el ánimo del mundo, pero descubres que Facebook ha actualizado la aplicación y se han olvidado de la accesibilidad; decidas salir a la calle y hay obras nuevas sin señalizar o los semáforos para ciegos no funcionan. Hay días que es muy duro”.

Con una mentalidad a prueba de bombas, Cat afronta cada día con el ánimo del que tiene mucho por hacer y al que las dificultades no le afectan, y reclama un mundo más accesible, también para los que como ella tienen dificultades para leer. “La cultura debería ser accesible, no tengo por qué esperar a que quieran pasar un libro a digital o la ONCE quiera hacer un audiolibro”, explica. “Si quiero piratear un libro, voy a una librería lo compro y lo escaneo; o como en mi casa que compramos un libro y lo leemos siete. Claro que todos preferimos el papel, pero es que yo no puedo leer”, concluye.

Cat Yuste y Julia Martínez son ejemplo de superación y ejercen su desempeño profesional con la intención de superar barreras, algunas de ellas solo achacables a la mentalidad. De manera voluntaria, como Julia, u obligada por las circunstancias, como Cat, rendirse no es una opción para conseguir los objetivos, por muy lejanos que puedan parecer.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?