Últimas noticias Hemeroteca

La ilusión no nos la quita nadie

Aunque enfrente esté el líder de la ACB y vigente campeón de la Copa del Rey, y Valencia Basket llegue tras dos derrotas consecutivas en liga, como se suele decir: en el torneo del ko puede pasar cualquier cosa

VBC /

El Valencia Basket afronta a partir de este jueves la Copa del Rey con algunas dudas por el bajón en el juego que ha protagonizado en las últimas dos semanas, tras haber experimentado anteriormente una notable recuperación tras su mal inicio de temporada, si bien ha reducido su presión ante el torneo.

Además, la irregularidad del equipo en el primer tramo de la campaña, que hizo zozobrar el proyecto, el hecho de que el club tenga como objetivo no ganar un título sino regresar a la Euroliga y el de medirse al líder de la ACB, el Barça Lassa, en cuartos de final hacen que no afronte el torneo entre los favoritos.

Aunque llegó a encadenar quince triunfos en dieciséis encuentros, incluida una victoria ante el Unicaja, en ese periodo de recuperación, el Valencia no midió sus fuerzas ni ante el Barça, ni el Real Madrid ni el Baskonia, tres equipos que podían haber dado la medida real de su situación, pues es con ellos con los que quiere competir.

El equipo de Jaume Ponsarnau afronta esta cita tras haber encadenado dos derrotas seguidas en la liga ante rivales de menor presupuesto y potencial como el BAXI Manresa y el Monbus Obradoiro.

Eso sí, en medio de ambos encuentros, consiguió cerrar como invicto su clasificación para los cuartos de final de la Eurocopa y asegurarse el factor cancha en todas las eliminatorias que dispute. El ganador del torneo tendrá una plaza en la Euroliga, por lo que ahora mismo ese es su principal objetivo.

El bajón de juego que ha experimentado el equipo se ha traducido en una rebaja de la intensidad defensiva a la que se aferró hace tres meses para salir del profundo bache en el que estaba y que le permitió, además de marcar el ritmo de los partidos, sumar puntos al contraataque.

En los últimos encuentros el Valencia ha perdido esos puntos y también los que estaba empezando a generar el exterior francés Antoine Diot, que reapareció tras catorce meses lesionado y que había dinamizado sus ataques estáticos. Salvo milagro, será baja para el torneo por una lesión muscular, aunque viajará con el equipo.

En principio, el otro descarte de una plantilla que cuenta con catorce jugadores sería, por cuestiones técnicas, el base balear Sergi García.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?