Últimas noticias Hemeroteca

El enemigo común

Antonia Asencio

Los Españoles no nos sentimos todos vinculados por unos mismos símbolos, no hay un símbolo que una y cohesione a esta nación; no tenemos un poema que cantado enardezca nuestro espíritu, por no tener no tenemos ni letra en el himno. Y la bandera, pues tampoco nos une porque no interesa. No si cada cual interpreta a su conveniencia lo que estos símbolos significan y sobre todo si lo usan para enfrentarnos a unos con otros. El lenguaje de los símbolos se interpreta según convenga.

En nuestra historia más reciente no tenemos ninguna vivencia colectiva que nos cohesione, sino más bien todo lo contrario, nos ha dividido. No hay un relato histórico que perdure en el tiempo y sobre todo en la memoria colectiva que nos sitúe como una Unidad. La lucha por la Democracia lo fue en su momento, también la lucha contra el terrorismo, pero fueron problemas internos, domésticos, sin ánimo de frivolizar, no me malinterpreten. Lo que digo es que, para bien o para mal, España no se ha enfrentado como unidad a ningún problema o agresión externa, a ningún “enemigo común” ya sea real o inventado y eso, eso si que une!! Un enemigo común suele ser la mejor herramienta para unir y distraer a la población de sus verdaderos males cotidianos; sobre todo cuando los argumentos políticos no existen o cuando la realidad demuestra que eres un político inepto. Eso es lo que hacen los dictadores, lo hacen los independentistas y también los anti-independentistas; todo su discurso se resume en el enemigo común que nos acecha.

Es curioso que los políticos mediocres busquen siempre su salvavidas en ese “ENEMIGO COMÚN”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?