Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 12 de Mayo de 2021

Otras localidades

BARÇA LASSA 86 - VALENCIA BASKET 79

Valencia Basket desapareció en el tramo decisivo

Pese a ir por delante durante los tres primeros cuartos, el equipo de Ponsarnau se deshizo como un azucarillo en el café y encajó un parcial de 13-0 que sentenció el choque para el Barça

GRAF7359. MADRID, 14022019.- El alero húngaro del Barcelona Lassa, Adam Hanga (d) y el alero del Valencia Basket Fernando San Emeterio en el partido de cuartos de final de la Copa del Rey de baloncesto que se disputa esta noche en el Wizink Center Madrid. EFEJuan Carlos Hidalgo

GRAF7359. MADRID, 14022019.- El alero húngaro del Barcelona Lassa, Adam Hanga (d) y el alero del Valencia Basket Fernando San Emeterio en el partido de cuartos de final de la Copa del Rey de baloncesto que se disputa esta noche en el Wizink Center Madrid. EFEJuan Carlos Hidalgo / Juan Carlos Hidalgo (EFE)

Durante treinta minutos pareció que Valencia Basket podía dar la sorpresa y derribar al líder de la ACB, pero los partidos de baloncesto duran cuarenta y en los últimos diez el Barça fue infinitamente mejor que los taronja y logró la clasificación para las semifinales de la Copa del Rey.

Dio la sensación en ese último cuarto que cuando el Barça quiso apretar el acelerador y jugar con una marcha más de lo que lo estaba haciendo, lo hizo y destrozó las esperanzas de Valencia Basket, que en ese tramo decisivo encajó un parcial de 13-0. Y al vendaval ofensivo de los azulgrana se le unió que a Ponsarnau y a sus jugadores se les apagó la luz cuando más falta hacía. 

Quizá el desenlace habría sido otro si, cuando durante los dos primeros cuartos Valencia Basket tenía unas diferencias que oscilaban entorno a los diez puntos, no hubiera encadenado una serie de pérdidas de balón que hicieron que el Barça se acercase y hasta igualase el marcador. El dato fue contundente: los taronja pierden de media once balones en un partido y sólo en los dos primeros cuartos perdieron nueve. Pero eso ya no lo sabremos.

Se vuelve a quedar en el limbo la ilusión de volver a ganar una Copa. Acabamos de entrar en la tercera década sin conseguirlo. Desde aquel histórico debut en 1998 conquistando el título contra todo pronóstico, llevábamos dos décadas tratando de repetir y nos vamos a seguir quedando con las ganas de volver a verlo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?