Últimas noticias Hemeroteca

La abstención decidirá

Las Palmas de Gran Canaria

El electorado de este país está dividido casi a partes iguales en dos bloques, el de la derecha y el de la izquierda. El centro, tan codiciado en tiempos del bipartidismo, se ha diluido con la entrada de los partidos emergentes, incluyendo al último partido en salir a la escena, el ultraderechista Vox. Los partidos de ambos bandos tendrán que batallar para evitar que sus potenciales electorales se queden en casa. A la derecha ya no le vale esta vez estimular el abstensionismo que tradicionalmente ha afectado a la izquierda.

La inesperada irrupción de los socialistas en el Gobierno, después de prosperar la moción de censura que apartó al PP del Congreso, tras la sentencia de Gürtel que le señaló como un partido corrupto, fue un gran triunfo para los progresistas que animó a esa izquierda quejica y desmotivada. El viraje fue instantáneo, propulsando al PSOE a liderar las encuestas y observar nítidamente una cómoda mayoría de izquierdas pero las andaluzas lo cambiaron todo. Tan inesperada fue la llegada de Pedro Sánchez a la Moncloa como la entrada en el Palacio de San Telmo del popular Juanma Moreno. Y tan sorprendente fue el resultado de Vox en Andalucía como lo fue en su momento el de Podemos en las elecciones europeas de hace cinco años.

Así las cosas, todo hace pensar en que el viento sople favorablemente a la derecha pero nada está escrito en este movedizo escenario electoral. Ya hemos visto, más de una vez, que cuando todas las encuestas apuntan hacia una dirección las urnas terminan contradiciéndolas. Desde hace un lustro el huracán electoral sigue descolocando a los partidos, conscientes de que no hay que fiarse de los sondeos, que fallan por la excesiva volatilidad de los votantes, muy sensibles a cualquier movimiento, gesto, escándalo o errores que puedan cometer los partidos y sus dirigentes. La batalla por tanto está en la abstención y el estado de ánimo de los votantes, independientemente de la ideología a la que pertenezcan. El bloque ideológico que logre llevar a sus votantes a las urnas será el que gane. Se abre la veda por la caza del voto.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?