Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 22 de Septiembre de 2019

Otras localidades

El hotel del Edificio España volverá a abrir sus puertas en primavera

El mítico rascacielos contará con zonas comerciales, una gran sala de conferencias y un sky bar con vistas a la ciudad 360º abierto al público

La empresa hotelera RIU está terminando las obras de reforma de este emblemático hotel situado en uno de los puntos más céntricos de la ciudad, la Plaza de España. Tan avanzada está la reforma que esperan tenerlo abierto esta misma primavera. Aún no se atreven a dar una fecha exacta, porque con las obras urbanísticas nunca se sabe. El edificio, uno de los más emblemáticos de Madrid, seguirá siendo lo que fue: un hotel. Aunque también contará con zonas comerciales, una gran sala de conferencias y un sky bar en las plantas 25 y 26 con vistas a la ciudad 360º abierto al público. La compra y la reforma han supuesto un desembolso de 400 millones de euros para la empresa. 

Es una de las imágenes más icónicas del sky line madrileño. El Edificio de España lleva más de medio siglo presidiendo con su enorme fachada de hormigón el corazón de Madrid, en la céntrica Plaza de España, entre la calle Princesa y la Gran Vía. Empezó a construirse en 1948. En su momento fue concebido como el edificio más alto de toda España y Europa. Un rascacielos de 28 plantas y 117 metros que levantaron los hermanos Julián y Joaquín Otamendi.

El Edificio España siempre fue un hotel, desde su inauguración hasta el año 2005. Ese año lo compró el banco Santander, con el objetivo de reformarlo y despojarle del aire decadente que padecía en los últimos años. Pero llegó la crisis y se paralizaron las obras. Desde entonces ha permanecido cerrado. En 2017, la empresa hotelera RIU inició la reforma que está a punto de culminar. Con sus 65.000 metros cuadrados, sus 32 ascensores y las escaleras neobarrocas de por medio.

No solo se va a respetar su icónica fachada. También muchos elementos del interior. El lobby del hotel conservará su esencia. Los bajo relieves y mármoles han sido respetados y seguirán ocupando zonas nobles. Pero no por capricho. Es una obligación. El edificio cuenta con la protección de la Comisión Local de Patrimonio Histórico. Y es el principio que ha guiado toda la obra. Los arquitectos, que son varios y trabajan todos para RIU, aseguran que la mayor complejidad de la reforma ha estado en el respeto del patrimonio. Ese ha sido el gran reto. Porque el hotel, dicen, “estaba muy bien construido y muy bien acabado”. En ningún momento ha habido riesgo de derrumbe a pesar del deterioro. El edificio es una mole de hormigón al más puro estilo neoyorquino.

CADENA SER

Será un hotel de 4 estrellas. Tendrá 585 habitaciones. La habitación estándar oscilará entre los 135 y los 250 euros en temporada alta. La suite presidencial rondará los 1.500 euros en noches gordas, como Noche Vieja. Estarán decoradas con un estilo sencillo y contemporáneo. Porque el punto fuerte del hotel siempre serán las vistas. Y la luz.

La tercera y la cuarta planta albergarán salas de conferencia, con un vestíbulo independiente en la planta baja. Una de esas salas, la Sala Magna es diáfana y sin columnas, con doble altura de techo y una capacidad para albergar eventos de hasta 1.500 personas.

Sky bar, punto de encuentro

En las plantas 25 y 26 del hotel se ubicará el Sky Bar. La planta 25 estará cubierta, pero contará con amplias cristaleras y sillones que miran hacia el horizonte madrileño. Esa parte recrea un ambiente nocturno y más moderno, como un pub o una discoteca de Malasaña. La estética recuerda mucho a la Movida Madrileña por la iluminación, los espejos, las ilustraciones de las paredes y las luces de neón. La planta 26 del hotel estará completamente descubierta con vistas 360 grados a la ciudad. Mirando a la Plaza de España se disfrutará de los mismos atardeceres que desde las Vistillas o desde el Templo de Debod, con esa luz anaranjada y tórrida.

En el pasado, en esa terraza no estuvo Ava Garder, que estuvo prácticamente en todos los locales de moda del Madrid de los 50, pero sí Lola Flores. Los dueños del hotel esperan que el hotel Plaza España vuelva a ser un punto de encuentro, donde se celebren grandes fiestas, pero para todos los públicos, no solo para famosos o celebrities. Es un hotel de cuatro estrellas. Eso significa que el café no costará 20 euros, como en el Palace. Será algo más económico.

CADENA SER

La terraza del Edificio España tendrá acceso directo. En la calle habrá un ascensor independiente que te subirá a la parte de arriba, del tirón, sin pasar por el lobby del hotel. El reto es evitar las colas y la masificación que padecen todos los lugares que se ponen de moda en Madrid. Y esa terraza tiene muchas papeletas para ponerse de moda.

Zona Comercial

Las esquinas de la planta baja del edificio y la primera y segunda planta enteras, serán zona comercial. RIU le ha vendido esa parte, 15.0000m2, a Coffin Real State, que es un fondo de inversión. De momento no desvelan qué tiendas o restaurantes albergará el edificio. 

El hotel, que es inmenso, con 585 habitaciones, contará con un enorme staff. Empleará a unos 400 trabajadores. Y aún se busca un director de hotel, aunque no se molesten en presentar una candidatura porque la empresa suele apostar por la promoción interna. Quieren encontrar a alguien con mucha experiencia, porque es un hotel muy grande en el que se tendrán que gestionar eventos muy importantes. El director del Hotel Plaza España tendrá que ser, además de buen gestor, un buen relaciones públicas. Y un buen anfitrión.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?