Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 15 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Empiezan a funcionar los semáforos de la A-5

Desde hoy parpadean en ámbar y mañana comienzan a funcionar de manera convencional. Son dos semáforos y están colocados en las incorporaciones a la A-5 de Avenida de los Poblados y la carretera de Boadilla.

Los dos nuevos semáforos de la A-5 parpadean desde hoy en amarillo para que los conductores se vayan familiarizando con esta nueva señalización. Mañana martes empezarán a funcionar de manera convencional. Están colocados en las incorporaciones a la autovía por la Avenida de los Poblados y la Carretera de Boadilla.  Ambos en sentido entrada a Madrid por el Paseo de Extremadura. 

Su instalación forma parte de un dispositivo más amplio para transformar la A-5 en una vía urbana en su desembocadura en Madrid, como ocurre con el resto de radiales. Además de los semáforos, se ha instalado un nuevo radar de tramo que controla la velocidad máxima a 70 kilómetros por hora en ambos sentidos que empezará a multar el 16 de abril. También se se ha puesto en marcha un carril bus sentido entrada, que funciona desde la semana pasada.

Tráfico más fluido y menos ruido

El Ayuntamiento considera que de este modo la incorporación a Madrid será "más fluida, permitirá disminuir la velocidad en el tronco de la A-5 y reducir la contaminación".  No esperan que haya atascos, sino todo lo contrario. Y destacan que la colocación de semáforos es fundamentalmente una medida de seguridad, porque se colocan en un punto negro de siniestralidad a nivel nacional, con 60 accidentes graves al año. 

Todas estas medidas (los semáforos, el radar de tramo y el carril bus) son la primera fase de la transformación de la A-5 en una vía urbana en el Paseo de Extremadura. En una segunda fase, que no se hará esta legislatura -no estaba previsto-, se adoptarían otras medidas como la colocación de más semáforos o los pasos de peatones para que los vecinos de Batán, Lucero, Campamento y Aluche puedan cruzar la A-5 por encima, sin tener que cruzar los pasos inferiores que son inseguros y no están adaptados. 

Las quejas del Oeste

Algunos municipios del sur y del oeste de Madrid se quejan de que el Ayuntamiento está favoreciendo la habitabilidad de los madrileños que viven en esa zona de la ciudad a costa de reducir su movilidad. El Consistorio considera que esa transformación es de justicia para estos barrios, porque son los únicos que padecen una autovía sin tramo urbano. "Todas las radiales, todas, llegan a la ciudad en modo vía urbana, a 50 kilómetros por hora y con pasos a nivel. Todas excepto la A-5, que es una anomalía que había que corregir", asegura en declaraciones a la SER el concejal de Urbanismo José Manuel Calvo. 

 

 

 .  

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?