Últimas noticias Hemeroteca

Demasiado líder

El derbi no estuvo exento de polémica arbitral, con un penalti dudoso, una cesión que no pareció serlo y la expulsión de Zequi

Brian pelea por el balón con Matamoros en el derbi gallego disputado en Burela /

El derbi Irmandiño que se jugó en Vista Alegre cumplió todas las expectativas. En la grada una gran afición por ambos bandos y en la pista dos equipos que lo dieron todo hasta el final. No pasó desapercibida, como es deseable en estos casos, la actuación de los colegiados Abdulay Ndoho y Sarabia Eguiluz. El penalti por manos de Christian, una cesión sobre Álex Pérez que no pareció tal y la expulsión al final de Zequi, encresparon los anímos en el bando compostelano, tanto en la pista como en la grada.

Los dos equipos comenzaron intercambiando golpes con el Santiago llevando la iniciativa pese a ser el visitante. Ya en el minuto 3 Everton cogió un rechace en el borde del área, que primero se estrelló en el larguero y posteriormente cruzó la línea, poniendo así el 0-1 inicial en el marcador.

Después del primer gol, ambos equipos siguieron poniendo intensidad en la pista hasta que una mano de Christian Chao dentro del área provocó un penalti que Matamoros no perdonó.

Era el minuto 13 y los burelenses querían más. Los locales continuaron acosando la portería de Álex Pérez hasta que en el minuto 18 Iago Míguez finalizó una gran acción colaborativa por debajo de las piernas del portero. Con la ventaja mínima de 2-1 se llegaría al descanso, dejando abiertas todas las opciones para la segunda mitd.

Con el comienzo de la segunda parte los de Burela ampliaron la ventaja a través de Luisma en el minuto 22, intentando poner tierra de por medio ante un Santiago que quería seguir enganchado al partido. Así, Everton volvió a acercar a los celestes gracias a una falta directa que se coló a la izquierda de Edu, el portero local.

Los minutos pasaban y hubo ocasiones para los dos rivales, hasta que Renato finalizó una jugada de estrategia al borde del área provocada por una cesión celeste.

A partir de ahí el partido enloqueció, sin posesiones largas para ninguno de los dos equipos hasta que los de Santi Valladares sacaron al quinto hombre para intentarlo hasta el final con portero-jugador. Pero en el minuto 39 y tras la expulsión de Zequi, los locales consiguieron el 5-2 final al materializar un doble penalti gracias a Matamoros que liquidó defintiviamente el enfrentamiento.

El Santiago compitió hasta donde pudo, pagó con la derrota algunos errores ante un rival que no perdona y que por algo es el máximo candidato a lograr el ascenso a Primera División. Pese a todo, los celestes siguen teniendo el play-off a cuatro puntos cuando restan ocho jornada para la conclusión de la liga regular.

Sala de prensa

En la rueda de prensa al finalizar el partido, Santi Valladares reconoció que “fue un partido equilibrado” y felicitó al Pescados Rubén Burela por su campaña, deseándole lo mejor de cara al final de la misma. “Nuestra hoja de ruta sigue siendo la misma. Lo único en lo que nos tenemos que centrar es en salvar la categoría” sentenció.

Por su parte, el entrenador local Juan Manuel Marrube aseguró que “ha sido un partido muy trabajado” y que “el encuentro pasó por diferentes fases ante un rival muy exigente, pero conseguimos hacer nuestro juego”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?