Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 15 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Padres de Gabriel: "Queremos justicia y que no vuelva a hacer daño a nadie"

Ángel Cruz y Patricia Ramírez comparecen un año después del asesinato de su hijo

Los padres del Gabriel quieren una sentencia justa. /

Patricia Ramírez y Ángel Cruz entraron en el salón del Hotel Catedral rodeados de cámaras, focos y destellos de flashes. Sonrientes. Pacientes con los periodistas. Ordenados en su exposición.

Y en un ejercicio de sinceridad sobrecogedora para los asistentes, los padres del pequeño Gabriel se vaciaron a pecho descubierto. Sus miedos, sus duelos, sus expectativas. Sus recuerdos en el primer aniversario del crimen.

Los padres se esforzaron en todo momento por remarcar el mensaje constructivo y positivo de la llamada “marea de buena gente”, aunque no ocultaron el dolor y la rabia.


“Queremos que se haga justicia y que esta mujer nunca vuelva a hacer daño a nadie”, repitió Patricia Ramírez en tres ocasiones. “Una de las cosas que nos mantiene fuertes es luchar con hasta nuestra última gota de fuerza para que se haga justicia a Gabriel”
, añadió Ángel Cruz.


Los padres evitaron valorar detalles de la investigación y aspectos relacionados con el futuro juicio oral en la Audiencia Provincial de Almería. No obstante, solicitaron reiteradamente respeto al desarrollo de las sesiones y evitar filtraciones sobre las deliberaciones del jurado popular.

“No queremos que se pueda recurrir la sentencia porque diga que no haya sido un juicio justo, porque ha habido un juicio público antes”, señaló la madre del menor presuntamente asesinado en la finca de Rodalquilar (Níjar) el 27 de febrero de 2018.

Los padres, que no pronunciaron ni una sola vez el nombre de Ana Julia Quezada durante una hora y media de comparecencia ante los medios de comunicación, subrayaron su voluntad de que la acusación cumpla la mayor condena posible.

Prisión permanente Huyeron “del debate político” sobre “la cadena perpetua revisable”, en palabras de Patricia Ramírez, pero insistieron en su interés por mantener a Quezada lejos de las calles. “No somos juristas, pero nos dejamos aconsejar por nuestro abogado”, indicó Ramírez en alusión al letrado Francisco Torres.

“Gabriel no había decidido irse, otra persona decidió arrebatarle la vida a mi hijo”, lamentó Ángel Cruz en su intervención. “Creo que mi hijo me salvó la vida”, añadió..

 “Si lo hizo por amor o por un interés económico, no tiene ningún sentido; creo que todo lo hace para librarse de años de cárcel”, insistió el padre y ex pareja de la acusada Ana Julia Quezada.

Ambos aparecen en el proceso judicial abierto en el Juzgado de Instrucción número Cinco de Almería como víctimas en dos sentidos, a saber, como padres del pequeño Gabriel y como perjudicados por un presunto delito de daños psicológicos.

“Hubo doce días de engaños muy duros y esto no ha sido un accidente”, recalcó Patricia Ramírez visiblemente emocionada. “No merece la pena que hablemos más de ella y que vuelve a ganar ninguna partida, eso no me lo perdonaría”.

Los padres no rehusaron contestar a ninguna pregunta sobre el caso, aunque solicitaron respeto y sensibilidad ante el dolor de la familia y, en particular, ante un caso todavía sin sentencia.
En su afán por abordar el duro proceso judicial de manera constructiva, anunciaron que han solicitado formalmente que se deduzca testimonio de las investigaciones desarrolladas por la Guardia Civil en Burgos sobre la muerte de una hija de Ana Julia Quezada en 1996.

La niña de cuatro años se precipitó desde una ventana y murió en la caída. Nunca hubo detenidos en el incidente. Sin embargo, durante la investigación del Caso Gabriel Cruz, la Policía Judicial de la Guardia Civil elaboró un duro informe con serias sospechas sobre las circunstancias del fallecimiento. El texto inculpaba a la hispanodominicana de 44 años.

Ese caso está prescrito judicialmente, pero los padres de Gabriel Cruz creen que debería sumarse a la causa actual. “Han pasado muchos años, pero estamos convencidos de que tiene que ver con el caso de nuestro hijo”, señaló Patricia Ramírez.

Además, los padres informaron de un proyecto solidario vinculado a un cuento que incluye fragmentos elaborados por el propio Gabriel (a la venta) y de distintas iniciativas desarrolladas durante los últimos meses para canalizar el trágico episodio a acciones solidarias.

Especialmente emocionados y agradecidos se presentaron en sus alusiones a las muestras de cariño recibidas, a las cartas, a los homenajes e incluso a los premios.

Tras la rueda de prensa, se desplazaron hasta La Ballena (junto al Cable Inglés), para rendir un particular homenaje al pequeño en el aniversario de la muerte. Sin cámaras. Sin estridencias. Parte del proceso de duelo. Y homenaje.

 

 

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?