Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 19 de Enero de 2020

Otras localidades

Saúl Ordónez abandona el Europeo por lesión

El berciano, único leonés en Glasgow, se retiró en su serie de calificación debido a una lesión en la planta del pie

Una lesión de pie forzó la retirada de Saúl Ordóñez /

Saúl Ordóñez abandonó su serie de 1.500 cuando sólo restaban cien metros para llegar a la final. Un problema en la fascia plantar derecha le dejó sin opciones de conseguir una plaza en la final cuando estaba segundo en su serie. El berciano, único leonés en la cita, obtuvo un bronce en los últimos Mundiales bajo techo pero, curiosamente, nunca había competido en los Europeos. Su registro de 3:39.40 -tercero de la segunda serie- le indujo a hacerlo con la esperanza de volver al podio, pese a la presencia de dos de los hermanos noruegos Ingebrigtsen, Jakob (el gran favorito, que partió a su lado en la primera ronda) y Filip.

El noruego, que se enfrenta a cuatro carreras en tres días (dos de 1.500 y en teoría otras dos de 3.000), salió tirando, con Ordóñez a su espalda, y cada vez que el español intentaba rebasarlo, apretaba lo justo para impedírselo. Todo parecía estar bajo control para Ordóñez, que seguía segundo a 100 metros del final, pero poco antes de la última curva se paró, aparentemente lesionado. "He notado como si me clavaran un hierro en el pie", lamentó Ordóñez, que se veía con posibilidades en una hipotética final.

"Me he tenido que salir de la pista porque no podía ni andar. Me han puesto un vendaje temporal; a ver si se queda en una simple inflamación de la fascia", comentó después de ser atendido por los servicios médicos. Ordóñez ya causó baja en la reunión de Madrid "porque tenía algún problema", aunque esta semana había estado entrenando con normalidad. "No tenía molestias, pero en carrera, a falta de una vuelta, he notado que se me empezaba a cargar, y a falta de 100 metros ha sido como si me clavaran un hierro en el pie".

"Quería aguantar porque sabía que entraba en la final. A dos vueltas incluso intenté pasar a Ingebrigtsen, que por cierto me dio un manotazo, o a lo mejor quería darme la mano. Le he dejado y en el siguiente giro pensaba que me clasificaba fijo, pero se me quedó el pie como una piedra", explicó.

Ordóñez piensa que tiene tiempo suficiente para recuperarse en una temporada muy larga. "El Mundial es bastante tarde (en octubre, en Doha), así que quiero empezar cuanto antes la rehabilitación. Una pena, porque la descalificación del otro Ingebrigtsen (Filip) y del belga Ismael Debjani) aumentaban las opciones en la final, pero tenemos la suerte de que estará Jesús (Gómez), que puede aprovecharlo. Está para luchar por las medallas el domingo", indicó.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?