Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 12 de Noviembre de 2019

Otras localidades

8 médicos de familia cubren la vacante de un pediatra en los centros de Salud de Cantabria

La administración responsabiliza de la falta de pediatras a la planificación del MIR y el Sindicato Médico lo achaca a las malas condiciones laborales y salariales de estos profesionales

8 médicos de familia cubren en este momento la vacante de un pediatra en los centros de salud de Cantabria. El caso más polémico es el de Santa Cruz de Bezana, que ha provocado la movilización -en plena época pre electoral- de varios grupos políticos locales.

La administración reconoce que el de Bezana no es un caso aislado y admite que ahora mismo no hay pediatras disponibles para que puedan incorporarse a los centros de salud. El gobierno habla de una mala planificación del MIR; el Sindicato Médico responsabiliza únicamente a quienes han gestionado la Sanidad de Cantabria durante los últimos años por no haberse preocupado de hacer atractivas las plazas de pediatras en Atención Primaria.

El Servicio Cántabro de Salud admite que no puede cubrir con pediatras las vacantes que se van generando en los centros de salud de la comunidad. Dice la gerente de Atención Primaria, Alicia Gómez, que este "no es un problema exclusivo de Cantabria, ocurre en toda España". Y centra el origen del problema en el hecho de que las plazas de formación MIR para pediatras "no se han incrementado desde hace años".

El Sindicato Médico, por su parte, explica que ninguno de los 50 pediatras que han sacado la especialidad en la última década en Cantabria ha acabado en un centro de salud. Unos se han ido a otras comunidades, otros se ha ido incluso fuera de España; y el resto han acabado en los hospitales de la comunidad, donde las condiciones salariales son más interesantes.

El vicepresidente del sindicato, Santiago Raba, asegura que las condiciones económicas y laborales de los centros de salud no son atractivas para los nuevos pediatras y culpa de ello a las diferentes consejerías de Sanidad de Cantabria, tanto del PSOE como del PP. Han sido incapaces, asegura, de mejorar esas condiciones y de elaborar un plan de recursos humanos que permita planificar adecuadamente y evitar la fuga de profesionales. 

Desde la Facultad de Medicina de la Universidad de Cantabria comparten con el Sindicato Médico que las condiciones salariales que se ofrecen no son atractivas. Pero ponen el foco en la cifra de MIR que autoriza el Ministerio, insuficiente para atender la demanda de graduados. Porque, según explica el decano de la facultad, Juan Carlos Villegas, cada año se gradúan en España 1.000 médicos más que las plazas de MIR disponibles, unas 6.700. 

Esto supone, según Villegas, la existencia de un "cuello de botella que, cada año, deja cientos de graduados sin la posibilidad de ejercer su formación especializada".

La situación de Cantabria se reproduce en otros territorios. Prueba de ello es que el Ministerio de Sanidad celebrará en las próximas semanas un consejo interterritorial para abordar, de manera monográfica, esta cuestión con las comunidades autónomas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?