Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 01 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | Minuto a minuto CORONAVIRUS | Minuto a minuto Las últimas noticias sobre el coronavirus en el mundo

Arte y denuncia

Asunción Molinos, artista de Guzmán, ha recibido el premio ARCO de la Comunidad de Madrid por una obra que critica el uso abusivo del agua para agricultura industrial de exportación


 Imagen de archivo de la obra de Asunción Molinos, expuesta en el CIC de El Cairo, como parte de la exposición colectiva«Sumerged - on rivers and their interrupted flow»

Imagen de archivo de la obra de Asunción Molinos, expuesta en el CIC de El Cairo, como parte de la exposición colectiva«Sumerged - on rivers and their interrupted flow» / Osama Dawod

La artista ribereña Asunción Molinos Gordo acaba de recibir el premio ARCO de la Comunidad de Madrid por una obra que realizó hace unos meses en Egipto para poner de manifiesto el uso abusivo del agua y los recursos de la tierra por parte de multinacionales. 'Agricultura fantasma (Cultivo ilimitado de recursos)’ es el título de este trabajo, que viene a ser una reflexión sobre esta cuestión, realizando una comparativa entre la agricultura de todos los campesinos minifundistas asentados en el delta del Nilo y la industria agraria que se ha instalado en el desierto aprovechándose de los acuíferos sin escrúpulos de ningún tipo. Y es que mientras cultivar en la ribera del Nilo y el delta es posible durante los 12 meses del año y se pueden producir todo tipo de alimentos para consumo humano, cubriendo las necesidades de la mayoría de la población, hacerlo en el desierto no es posible durante la mitad del año, gastándose más agua por la evaporación y casi no se producen alimentos para consumo humano, sino alfalfa y otros forrajes ganaderos para exportar a Arabia Saudí. “El contraste existe a nivel planetario; es una forma de acaparamiento de tierras y de agua, desde hace más de veinte años hay una nueva conquista del territorio agrícola y se está echando a las poblaciones locales para dar esas tierras y esos recursos de acuíferos a grandes multinacionales y grandes agronegocios”, explica Molinos.

El título de la obra se basa en un videojuego electrónico que permite que los jugadores desarrollen la partida de acuerdo con sus propias ambiciones y deseos, lo que también implica una crítica a lo que fomentan estos entretenimientos. “Hay una serie de videjuegos que se basan en estrategias casi militares de acaparamiento de recursos sin ningún tipo de relación con gobiernos locales y con su población”, comenta la artista ribereña.

La obra, realizada a través de la Galería Travesía Cuatro, en la que se enmarca su autora, natural de Guzmán, está materializada en dos grandes piezas textiles realizadas con la técnica del “kheimeya”, una forma de artesanía egipcia que ha sido principalmente usada para la creación de carpas y tiendas de campaña. A través de rectángulos y círculos de imágenes satélite a escala se muestra el contraste entre estos dos conceptos del uso de recursos naturales. “Lo que se ve es una superposición de dos imágenes satélite: por una parte, el fondo son las mini tierras de los campesinos de El Cairo, que son todos minifundistas, y por otra parte, una foto satélite muestra unos círculos enormes que son los agronegocios en el desierto”, aclara esta creadora.

La Comunidad autónoma de Madrid con este premio al conceder este premio a Asunción Molinos se convierte en propietaria de esta obra, que pasa a formar parte de la colección que tiene ARCO a disposición de las instituciones que la soliciten para exhibirla.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?