Últimas noticias Hemeroteca

James Rhodes ofrece un concierto en la prisión de A Lama a petición de internos

El pianista ofreció el concierto a petición de 33 internos del programa de salud mental que le escribieron una carta en diciembre y que el pianista contestó inmediatamente

"Hola James, te sorprenderá desde donde te escribimos y la de fronteras y muros que puede traspasar tu música". Así comenzaba la carta que, el pasado mes de diciembre, 33 internos del Programa de Atención Integral a Enfermos Mentales (PAIEM) del Centro Penitenciario de A Lama enviaron al pianista y activista contra los abusos a menores James Rhodes, ha informado en un comunicado Instituciones Penitenciarias.

Así, ni 24 horas tardó el pianista en responder con otra "agradecidísima misiva", indican las mismas fuentes, en la que afirmaba: "Me encanta la idea". El resultado ha sido el concierto gratuito, solo para internos, trabajadores y ONGs que colaboran con el PAIEM, que en la mañana de este lunes ha ofrecido en el salón de actos de la prisión pontevedresa.

El primer movimiento de la 'Sonata nº 15' de Beethoven, el 'scherzo nº2' de Chopin y la melodía de 'Orfeo y Eurídice' de Gluck han sido algunas de las piezas interpretadas por el británico, "ante un salón de actos a rebosar y un silencio absoluto que ha sorprendido al propio pianista", ha indicado Instituciones Penitenciaras. Hora y media "de paz y armonía perfecta en medio de tanta locura", como los internos calificaban la música de Rhodes en su carta.

La carta se la enviaron tras la lectura conjunta en el módulo del libro 'Instrumental' del británico. Sobre la obra han conversado tras el concierto: sobre la infancia complicada de Rhodes y su trabajo para "arreglar lo que está roto por dentro", ha concretado Instituciones Penitenciarias.

Uno de los internos le ha preguntado sobre la sensibilidad creativa de las personas con enfermedades mentales. "Todo el mundo tiene muchas cosas dentro. Para mí, la música es la mejor forma de sacarlas, la mejor manera de escapar. Me gusta la soledad: yo y mi piano. La creatividad es una manera de hacer frente a los problemas de salud mental. ¿Cuánta gente en esta prisión puede pintar, crear música y no tenemos ni idea?", ha contestado el pianista. Por ello, Rhodes ha elogiado el trabajo del PAIEM que este año cumple 10 años de su implantación en el centro pontevedrés. El programa, en el que intervienen tanto sanitarios como profesionales de tratamiento penitenciario, pretende dar respuesta a las necesidades en materia de salud mental de internos e internas en centros penitenciarios.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?