Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 18 de Octubre de 2019

Otras localidades

Una inspectora jefa denuncia a sus superiores por coacciones, prevaricación e injurias graves

La denunciante acusa al ex jefe de la comisaría de Orihuela de iniciar "una caza de brujas" contra ella para defender a un subinspector, y amplía la denuncia al comisario provincial y a otro inspector como coautores materiales

Una patrulla de la Policía Nacional /

Una inspectora jefa de la Policía Nacional ha denunciado al ex jefe de la comisaría de Orihuela, Matías Hernández, y también al comisario provincial, Alfonso Cid, y al inspector responsable de un expediente disciplinario abierto contra ella, como coautores materiales.

Les acusa de, presuntamente, coacciones para trasladarla de puesto de trabajo, prevaricación al emitir una resolución arbitraria de ese expediente a sabiendas de que era injusta y de un delito de injurias graves.

Según esta denuncia, presentada ante el juzgado de instrucción de Orihuela el pasado noviembre, la inspectora fue destinada a esta localidad como jefa de la Brigada de Policía Judicial en junio de 2017. Desde un principio, señala, sufrió un trato discriminatorio con respecto a sus antecesores ya que, entre otras cosas, no fue presentada en la comisaría provincial, como es lo habitual según la norma protocolaria.

Pero los verdaderos problemas comenzaron en febrero del pasado año. Señala la denunciante que un subinspector de una de las unidades a su cargo, acostumbrado a trabajar sin superiores directos ya que la plaza del la inspectora jefa llevaba años sin estar ocupada, dejó de respetar su jerarquía y, en connivencia con el anterior jefe de la comisaría, no le informaba de sus investigaciones, le faltaba al respeto y la humillaba en público, según su versión de los hechos.

Al trasladarle esta situación a su superior, éste le aconsejó que elevara un comunicado al Comisario Provincial. Tras esta queja, que no fue atendida, aclara, comenzó lo que considera una "caza de brujas", dice textualmente, sin saber exactamente si por ser mujer, por exigir que se cumpliera la jerarquía del cuerpo o porque este subinspector estaba protegido por los mandos.

De hecho, según la denuncia, el ex jefe de la comisaría le llegó a decir en tono amenazante que, una vez abierta la "caja de pandora", en relación con la queja elevada al comisario provincial, uno no sabe lo que se encontrará dentro y que el subinspector supuestamente insubordinado era insustituible pero ella no.

Fue entonces cuando se le abrió un expediente sancionador aunque, apunta en la denuncia, no se le informó de los motivos, y se le coaccionó para cambiar de brigada ya que este subinspector y varios agentes más presentaron una queja alegando falta de profesionalidad por su parte. La inspectora denuncia además que no se le permitió defenderse ni presentar testigos y acusa al anterior jefe de la comisaría de Orihuela de mentir como testigo para proteger al subinspector, a pesar de que otros dos inspectores jefes habrían respaldado como testigos su versión de los hechos.

Conflicto entre trabajadores

Por su parte, fuentes consultadas por Radio Alicante, aseguran que se trata de un conflicto personal entre dos trabajadores, por el cual, ambos fueron sancionados. Sin embargo, la inspectora no está de acuerdo con esta resolución y por eso acude a los tribunales.

Señalan además que ha tenido problemas similares con otros funcionarios y que, incluso, ya denunció a sus superiores en un destino anterior. Y se muestran confiados en que la denuncia será archivada en breve.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?