Últimas noticias Hemeroteca

Un año sin mercado de abastos y de incumplimientos

El 11 de marzo de 2018 el temporal derribó gran parte del edificio histórico de la calle Santiago y los comerciantes esperan soluciones

Mercado de Santiago. /

Hace hoy un año que Linares se quedaba sin uno de sus edificios históricos, el Mercado de la Calle Santiago. El fuerte viento el 11 de marzo de 2018 desencadenó un triste capítulo para la historia local, derrumbándose tres de sus fachadas y los negocios de 17 pequeños empresarios. La nota positiva es que no hubo que lamentar daños personales.

 

Casi todas las administraciones públicas no tardaron en personarse en el lugar el día del suceso, anunciar ayudas para salvar lo que quedaba del inmueble y respaldar a los placeros que ocupaban dependencias municipales, que recientemente habían sido adecentadas y mejoradas. Lamentablemente, el Gobierno Central no declaró a Linares “zona catastrófica” como solicitó el Ayuntamiento en Pleno para conseguir ayudas extraordinarias. La otra nota negativa es que las acciones para los afectados no han llegado aún. Un año después, y de asegurar que para la pasada Navidad, primero, y para verano, después, tendrían el mercado de frutas y verduras arreglado, la realidad es bien distinta.

El nuevo mercado no está construido, sólo se han hecho unos primeros trabajos ya concluidos a cargo de un presupuesto municipal de 62.000 euros a cargo de la empresa Antroju. Por su parte, la Junta de Andalucía concedió a Linares una ayuda de 120 mil euros, que podría ser retirada al no cumplir el consistorio con los plazos de ejecución de la nueva obra. Diputación de Jaén, sí ha desarrollado su propósito con la inversión de 200 mil euros: proteger mediante andamiaje las fachadas en pie del mercado de Santiago para protegerlo de cara a una futura rehabilitación.

¿Y qué hay de los placeros? Mientras siguen en trámite las indemnizaciones del seguro, una parte alquiló locales en las calles aledañas. Un año después, comerciantes como Paco El Tolico o Pedro son dos de los que han podido emprender negocio: “Nos sentimos totalmente decepcionados, nos dijeron que en junio estábamos allí, sorteamos y se adjudicaron los puestos en abril, y ya ves. La gente ha tenido que ir colocándose. Quien pregunte en Linares dónde está el mercado y decirle que no hay, es penoso. Tal y como están yendo las cosas, no me gustan, están siendo muy lentas”. Otros tantos no han podido contar con esta alternativa y siguen a la espera del comprometido nuevo mercado de abastos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?