Últimas noticias Hemeroteca

Desmantelado un almacén de speed en el núcleo urbano de Aranda

La Policia Nacional de Aranda lidera una de las mayores operaciones contra la droga en la provincia que se ha saldado con lo que podrían haber sido 60.000 dosis de speed y la detención de dos personas

Droga inacuatada por la Policía Nacional en Aranda durante la Operación GASOLINA /

La detención en Aranda estos últimos días de dos varones españoles de 43 y 58 años ha sido la culminación de un operativo que se iniciaba a finales del pasado año, y en la que los agentes de la Comisaria arandina han contado con la colaboración de sus compañeros de la comisaría provincial y de la Unidad de Guías caninas de la jefatura regional de Castilla y León, que están especializados en la detección de estupefacientes. Como resultado del operativo se han incautado 15 kilos de speed, 660 gramos de hachis y 74 gramos de marihuana.

Las investigaciones de la que se ha denominado Operación “GASOLINA” permitieron localizar una lonja en el núcleo habitado de Aranda y en los bajos de un edificio de viviendas que servía de almacenaje para cantidades importantes de droga, fundamentalmente speed. José Joaquín Gomá, Inspector Jefe de la Comisaría Local de Aranda, que ha estado al frente de un operativo en el que han participado una decena de agentes, ha confirmado que en el mencionado edificio conviven vecinos que tienen en él su domicilio habitual con la actividad que generaban los detenidos, de entrada y salida de mercancías. “Sí que está en una está en un edificio de vecinos, en una zona perimetral, dentro del pueblo, aunque lo siguiente que nos encontramos son los campos”. Al llevarse a cabo en una lonja, que podría haber sido utilizada para numerosos usos, como la instalación de un comercio o el almacenaje de diversas mercancías, como era el caso, por lo que la actividad de los detenidos no levantó las sospechas del vecindario, al que, en principio, esta actividad delictiva no le alteraba en absoluto su vida habitual. El inspector Gomá ha evitado dar la localización de la nave porque aún está siendo objeto de investigación judicial.

La investigación se inició en diciembre del pasado año, cuando los agentes de la comisaria arandina siguieron el rastro de la actividad de los ahora detenidos, que ya tenían antecedentes policiales por trapichear con droga. Los indicios apuntaban a que los sospechosos habían subido un escalón en la cadena delictiva y se dedicaban ahora al comercio al por mayor de speed. Esta droga sintética procede del norte de Europa, y concretamente la que ha sido incautada en Aranda aún era susceptible de ser procesada para su consumo. Según ha explicado Féliz López, quien estaba al frente de la jefatura de la comisaría provincial en el momento de desarrollarse el operativo, este tipo de sustancias provienen de los países nórdicos donde se encuentra los laboratorios que elaboran esta droga sintética, de los que carece nuestro país, aunque en España sí se produce su adulteramiento.

El hecho de que la sustancia estaba preparada en paquetes de un kilo hace pensar a la policía que era objeto de comercio al por mayor, para después adulterarla antes de ser distribuida en el mercado. Una vez procesada podrían haber sido puestas en circulación 60.000 dosis en el mercado que habrían alcanzado un valor a la venta de 670.000 euros. Se trata de cantidades que podrían ser aún superiores, a la espera de conocer los análisis de laboratorio sobre la composición de la sustancia incautada y el tanto por ciento del principio activo. Y es que dependiendo del “afán de lucro” de quien la distribuye la adulteración pude ser mayor y el beneficio incrementarse. “Muchas veces los consumidores compran algo que no lleva ni principio activo o su presencia es muy escasa, y por el contrario genera un gran beneficio al traficante” ha indicado el inspector López.

Dado que los agentes no han encontrado adulterantes, los investigadores creen que lo más probable es que los detenidos no se dedicaran al trapicheo, sino a la venta al por mayor a otras personas que serían los encargados de hacerla llegar la droga, ya procesada, a los consumidores.

La actividad detectada podía calificarse, según información policial, como “guardia y custodia de la sustancia estupefaciente adquirida pos rus presuntos dueños, empleando para ello un lugar de ocultación difícil de encontrar por la policía.” Según estas mismas informaciones el modus operandi de los ahora detenido estaba muy definido, puesto que uno de ellos se dedicaba a recepcionar la droga para trasladarla a un lugar discreto, mientras que a continuación, el otro se encargaría de almacenar y custodiar estas cantidades de estupefacientes. “La detención del transportista se produjo cuando iba a realizar la entrega de una considerable cantidad de speed”, indican. También señalan que en el momento de ser interceptado el detenido portaba varias sustancias en un formato más pequeños que se utiliza como muestra a potenciales compradores.

En su comunicado la Policía Nacional alerta del aumento de consumo de speed entre la población juvenil, dado que se trata de una droga más barata que otras sustancias y de fácil acceso para el colectivo de menor edad. Una circunstancia que resulta alarmante si se tiene en cuenta que el speed tiene un poderoso efecto adictivo y su consumo continuado afecta al sistema nervioso y puede producir serios daños cerebrales.

Los dos detenidos han ingresado en prisión por orden judicial. Tenían antecedentes policiales desde hace cinco o seis años por delitos relacionados con las drogas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?