Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 20 de Septiembre de 2019

Otras localidades

La división se cuela de nuevo en los actos del 11M

Víctimas e instituciones vuelven a marcar distancias sobre la actuación del entonces gobierno de Aznar

()

Un año más la política se ha colado en el aniversario del 11M, esta vez con una presencia mayor de representantes de los partidos, el Gobierno y las administraciones y discursos, que han obligado a algún político a abandonar los actos, para recordar un caso que para algunas víctimas sigue abierto.

ESPECIAL | Los sonidos del 11-M

El recorrido sonoro comienza a las 07:37 del 11 de marzo con las explosiones, casi simultáneas, en trenes de la red de Cercanías de Madrid en las estaciones de Atocha, Santa Eugenia y El Pozo.

Incluso en algún acto han estado presentes, sin nombrarle, las manifestaciones que desde prisión ha realizado el excomisario José Manuel Villarejo en las que ha acusado a las autoridades españolas de no haber investigado lo suficiente esos atentados.

El día en el que se conmemoraba que hace quince años las bombas estallaron en las estaciones de Atocha, Santa Eugenia, el Pozo del Tío Raimundo y la calle Téllez comenzaba con el tradicional acto en la Puerta del Sol, donde se han unido las tres administraciones y las asociaciones de víctimas.

Allí han estado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; el jefe del Ejecutivo madrileño, Ángel Garrido; y la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, que han depositado una corona de laurel en recuerdo a los 192 fallecidos en los atentados.

Junto a ellos han subido a la tribuna instalada frente a la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional, los representantes de las víctimas: Maite Araluce, presidenta de la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT); Ángeles Domínguez, presidenta de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M; María del Mar Blanco, presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo; y Eulogio Paz, presidente de la Asociación 11-M Afectados por el Terrorismo.

Todo ha transcurrido con normalidad, hasta que en el acto de Atocha, que también cada año convocan los sindicatos CC. OO. y UGT y la Unión de Actores y Actrices, Eulogio Paz ha arremetido contra el Gobierno de José María Aznar y ha dicho: "Nos llevó a la guerra (de Irak) y a cambio recibimos el atentado".

Unas palabras que han obligado al candidato del PP a la Alcaldía de Madrid, José Luis Martínez Almeida, a abandonar el acto por el "torrente de insultos" a su partido y la visión "sesgada" que se ha ofrecido de los atentados y el uso "partidista" de los mismos.

Martínez Almeida se ha trasladado después al parque de El Retiro para asistir al acto de la AVT y ha dado explicaciones del motivo por el que ha abandonado el otro homenaje, ya que lo ha considerado "un acto político de precampaña".

Sus manifestaciones se han producido poco después de que acabara el acto en el Bosque del Recuerdo de El Retiro, donde la presidenta de la AVT, Maite Araluce, ha asegurado que el 11M sigue siendo "un caso abierto" y ha advertido de que las víctimas no consentirán que "algunos se permitan el lujo de chantajear al Estado con supuestas revelaciones" sobre el mayor atentado en Europa, en alusión a Villarejo.

"Las víctimas se merecen, nos merecemos, que se llegue hasta el final de las investigaciones sobre cualquier atentado terrorista. Con verdad y rigor. Sin frivolidades, especulaciones o falsas expectativas que nos provoquen un dolor infinitivo y supongan una nueva victimización", ha enfatizado Araluce.

Unas palabras que ha pronunciado ante una amplia representación política encabezada por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska; los líderes del PP y de Ciudadanos, Pablo Casado y Albert Rivera, respectivamente, así como por todos los candidatos, a excepción de los de Podemos y Mas Madrid, a la Comunidad de Madrid y la alcaldía de la capital.

Araluce ha reivindicado que el derecho a la verdad "ni prescribe ni se amnistía ni se indulta", ha defendido que la Justicia es también que los terroristas cumplan íntegramente sus condenas y ha exigido que se evite que la política penitenciaria se acabe convirtiendo en "moneda de cambio".

Durante la jornada se han ido sucediendo las declaraciones de los políticos, como las del presidente del PP, Pablo Casado, quien ha insistido en que las víctimas merecen saber "toda la verdad" sobre lo que ocurrió el 11M y ha pedido que se "desclasifique" cualquier información que pueda haber al respeto si es que hay alguien que la oculta o intenta "mercadear" con ella.

Desde el PSOE, las críticas al PP han llegado por boca de secretario de Organización, José Luis Ábalos, quien ha opinado que Casado y su partido deberían "pedir perdón" por "engañar" a toda la ciudadanía sobre los atentados, porque "hicieron una gran mentira a costa del sufrimiento de las víctimas".

Y en medio de ellos, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha abogado por la unidad, ha apostado por un "acto de Estado" por las víctimas que si llega a la Presidencia del Gobierno convocará, según ha dicho, y ha recalcado que en este asunto "no valen discrepancias, ni divisiones, ni discursos de unos contra otros".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?