Últimas noticias Hemeroteca

Un mal inicio castiga en exceso al Deportivo Córdoba frente a El Ejido (4-5)

Rocío, África, Lau y Marta marcaron los tantos del equipo cajista, donde debutó la portera cadete María Garrido

El Deportivo Córdoba Cajasur cosechó este domingo su segunda derrota de la temporada en Vista Alegre, al caer 4-5 frente a El Ejido en un encuentro con numerosas alternativas en el marcador y en el que las jugadoras de Salva Chía pudieron reaccionar a un 0-2 de inicio adverso, y donde pudo y mereció un mejor resultado en la recta final del choque.
No entró nada bien al parqué el conjunto califal, que a los dos minutos ya perdía por cero tantos a dos; el primero, obra de la ex-cajista Paula, tras un robo de balón y el segundo, por mediación de Sandra Martín, al culminar un contragolpe ante el que nada pudo hacer María Garrido, que debutaba en Segunda división bajo los palos de la meta local, en sustitución de la lesionada Noe. Pese al doble jarro de agua fría, el equipo cordobés reaccionó rápidamente y una individualidad de Rocío redujo distancias al tercer minuto.
Mediada la primera mitad, el Deportivo Córdoba niveló la contienda con un disparo de África, que paró en primera instancia Sandra Fortes, pero que no pudo impedir que el balón acabara alojándose en las mallas almerienses. Con este 2-2 se llegó al tiempo de descanso. A vuelta de vestuarios, y como ya suciera en el primer periodo, El Ejido volvió a marcar de inicio, con una afortunada jugada de María de Gador, en la que rebotó un disparo de ella misma, estableciendo el 2-3.
De nuevo el equipo de Salva Chía se veía abajo en el marcador y con la necesidad de remontar, y a fe que lo consiguió, primero cuando Lau aprovechó un pase en profundidad de Rocío para batir a Paula Escobar, y a renglón seguido con el gol de Marta García, que rubricó una brillante jugada individual con un chut al palo largo. El partido había enloquecido y en ese río revuelto volvió a pescar el cuadro ejidense, con un contragolpe culminado por Raquel en el segundo palo, y poco después hizo lo propio Sandra Martín, con un disparo lejano que entró por la escuadra.
Con diez minutos por delante, el Cajasur fue a tumba abierta a por otra remontada y gozó de incontables ocasiones para haber vuelto a igualar el tanteo, incluídos dos dobles penaltis no materializados ni por Rocío ni por Lau, éste ya con las cordobesas utilizando portero-jugador, pero no volvió a moverse el marcador, un excesivo castigo para el equipo de Chía, que acudía a esta cita con numerosas bajas y con una portera debutante, la cadete María Garrido, que supo aparcar los nervios del inicio para acabar firmando una notable actuación.
Con este resultado, el Deportivo Córdoba mantiene su tercer puesto en la clasificación, pero queda a tres puntos del segundo clasificado, el Alcantarilla (que venció 4-2 al Hispania), y a cuatro puntos del líder, el Atlético Torcal (empató 1-1 ante el Cefo); precisamente las malagueñas serán el próximo rival del conjunto cajista el fin de semana que viene.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?