Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 13 de Octubre de 2019

Otras localidades

Los símbolos de Madrid

Además de Cibeles y Neptuno, la villa de Madrid cuenta con símbolos universalmente conocidos. O al menos eso creemos. Muchos se sorprenderán cuando descubran que el oso y el madroño en realidad es una osa... y que el escudo tenía, hasta 1967, un grifo, que luego se eliminó dejando el aspecto que hoy tiene

Los escudos y los símbolos de las ciudades o de las casas nobiliarias han cambiado con el paso de los siglos. Lo que antes era blanco ahora es negro y en muchas ocasiones nos olvidamos de las razones que llevaron a esos cambios. Es más, incluso llegamos a desconocer cuál es el origen de esos símbolos y qué circunstancias le dieron sentido. En esta nueva sección de Historia de Madrid intentaremos explicar algunas de esas causas, aunque me temo que hay más dudas y lagunas que certezas.

Cambios en los símbolos

Juan López de Hoyos, ilustre profesor que trabajó en el estudio de la Villa teniendo como alumno a personajes tan ilustres como Miguel de Cervantes, nos cuenta cuál es el origen del escudo de Madrid: «Tienen las armas de por orla siete estrellas en campo azul, por las que vemos junto al Norte, que llamamos en griego Bootes, y en nuestro castellano, por atajar cosas y fábulas, llaman el Carro, las cuales andan junto a la Ursa, y por ser las armas de Madrid osa, tomó las mismas estrellas que junto a la Ursa, como hemos dicho, andan, por razón de que como en tiempo de don Alfonso VI viniendo a ganar este reino de Toledo, el primer pueblo que ganaron fue Madrid, y para denotar que así como aquellas siete estrellas que andan alrededor del Norte son indicio de la revolución y del gobierno de las orbes celestiales, así Madrid como alcázar y casa real y primeramente ganado, había de ser pueblo de donde los hombres conociesen el gobierno que por la asistencia de los reyes y señores de estos reinos de Madrid había de salir, y también porque este nombre Carpetano, como abajo declaramos, quiere decir Carro, por eso tomó las siete estrellas que en el cielo llamamos Carro».

Por lo tanto, descubrimos sorprendidos que el famoso oso y el madroño era originalmente una osa, la osa de la Osa Mayor.

Algo parecido sucedió con el escudo que contaba con este símbolo. Los más mayores se acordarán de que el escudo de Madrid contaba con un grifo dorado (el animal mitológico, no el de la pila de la cocina) hasta el año 1967. Si quieres saber por qué, escucha este podcast.

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?