Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 22 de Octubre de 2019

Otras localidades

El TSJ da la razón al socio privado de Serfunle en su pleito por el servicio funerario

La sala considera que la Mancomunidad incumplió los plazos cuando tramitó la nulidad del contrato en 2016 y obliga a reiniciar todo el proceso adminsitrativo

Giro  judicial en el caso Serfunle. El TSJ de Castilla y León acepta el recurso de la empresa Mémora, el socio privado de los servicios funerarios, y revoca la sentencia del juzgado de León que declaraba nulo el proceso de adjudicación de estos servicios. Lo hace porque en 2016 la Mancomunidad pública que gestiona estos servicios superó el plazo legal de tres meses del que disponía para tramitar esa declaración de nulidad.

A juicio de la sala del TSJ, el procedimiento caducó en ese momento, y por tanto considera que todo el procedimiento judicial posterior que se ha sucedido en los últimos tres años no tiene validez. Así lo determina la sección primera del TSJ en una sentencia firmada el pasado 18 de febrero y a la que ha tenido acceso RadioLeón.

En ese proceso posterior de tres años, tanto el Consejo Consultivo y los juzgados de León consideraron que ese contrato era nulo, pero como Sefunle no tramitó a tiempo ese paso, el TSJ tumba el proceso. Ahora la Mancomunidad pública formada por los ayuntamientos de León, San Andrés y Villaquilambre,  deberá reiniciar todo el proceso administrativo desde el principio para volver a declara nulo ese contrato. De hecho, el Tribunal ni siquiera entra a valorar si efectivamente Mémora ha estado cobrando durante más de 15 años un canon de manera ilegal porque no estaba contemplado en los pliegos iniciales del concurso.

Lo que sí hace la sentencia es abrir la puerta a que mientras reinician todo el proceso, Serfunle pueda adoptar la suspensión del pago de ese canon que alcanza los 600.000 euros anuales y que la parte privada ha estado recibiendo de la mancomunidad pública.

Esta sentencia trastoca los planes del Ayuntamiento que trabajaba ya con la tesis de que el TSJ iba a ratificar esa nulidad del contrato y ya hablaba públicamente de los siguientes pasos a dar. Las opciones pasaban por librarse de Mémora y readjudicar de nuevo el contrato o hacerse cargo del servicio de un modo 100% público. Ahora esta sentencia cambia por completo ese horizonte.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?