Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 13 de Octubre de 2019

Otras localidades

"Si no hablamos de nuestros dramas, cada vez serán más peligrosos"

La obra 'Piel con Piel' se ha representado esta mañana ante colegios e institutos dentro del Festival de Teatro Inclusivo de Úbeda


Piel con Piel eriza la piel porque representa realidades tan duras como escondidas. Tres colectivos en diferentes circunstancias se unen para evidenciar las barreras comunes: la discriminación, el aislamiento, la invisibilidad, las barreras y prejuicios a los que se enfrentan a diario. Son más de 30 personas del colectivo de mujeres musulmanas, de asociaciones de personas con diversidad funcional y alumnos del instituto Los Cerros que han trabajado sobre el acoso escolar y la violencia en el aula.

Son precisamente los alumnos de ese centro los que han realizado una serie de entrevistas a personas en estas situaciones, de las que se han extraído todos los diálogos que forman parte de la obra. Una de las entrevistadoras, María, señala que esta obra les ha permitido acercarse a situaciones que nunca habían contemplado y al teatro como forma de expresar emociones y de mostrarse auténticos. Han constatado, además, que el acoso escolar es una realidad que aumenta, y se ve potenciada con las redes sociales, y que es necesario visibilizarla para luchar contra ella.

Fheiza es musulmana, lleva doce años en España y hoy por hoy sigue conviviendo con situaciones de discriminación. Participar en esta obra de teatro le ha permitido conocer otras realidades paralelas. Entre las escenas vemos como estas mujeres dejan, junto a su familia, en ocasiones, su país, sus costumbres; todo atrás para intentar conseguir una vida mejor. Se muestra también como se encuentran con situaciones inesperadas y con fronteras y barreras inhumanas; no siempre físicas. La sobreprotección o el aislamiento reflejan otras escenas.

Lidia, una de las actrices, sufrió acoso escolar de pequeña. "Al principio tenía los ojos cerrados; creía que era algo temporal; que no iba a ser para siempre. Cuando llegaba el verano pensaba que el próximo curso sería distinto. Mi madre y yo lo intentamos por todos los medios, pero no había forma. Conseguí salir por mi sola; pero hay gente a la que le cuesta más y que necesita una mano", cuenta.

La directora de la escuela de teatro, Nati Villar, cuenta que ha sido apasionante crear la puesta en escena que muestra como, independientemente de nuestras diferencias todos somos iguales. “Vivimos en un mundo limitante; la discapacidad está mal vista y todos los creadores se han emocionado y han empatizado con las personas que han pasado por las entrevistas. Es importante, subraya “ que se hable de estas situaciones porque si se ocultan los dramas; esos dramas serán cada vez más peligrosos: habrá más racistas, acosadores y las personas con discapacidad tendrán más limitaciones”.

La obra se ha representado esta mañana ante colegios e institutos de Úbeda. Esta semana, dentro del Festival de Teatro Inclusivo de Úbeda también se han representado en el Teatro Ideal Cinema, con Elmer, el diferente; La mujer árbol. El fin de semana llega al Ideal Cinema El quejio de una diosa a cargo de la compañía sevillana Mujereando. Actrices que han sido víctimas de violencia de género y mujeres que vivían en la calle y que están recuperando sus vidas gracias al teatro. El domingo, Vidas diversas, a cargo de la Escuela Municipal de Teatro Ricardo Iniesta de Úbeda, supone un experimento con un fondo simbólico: las ficciones están escritas o ideadas por personas con algún grado de discapacidad y representadas por sus compañeros que no la tienen.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?