Últimas noticias Hemeroteca

Mi exmarido me dijo: "Hoy te voy a matar. Hoy vas a morir"

Una víctima de la violencia machista relata, en el juicio a su maltratador, cómo quiso apuñalarla con un cuchillo en el cuello y en el abdomen

"Todo su afán era matarme ese día". Me dijo:" hoy te voy a matar, hoy vas a morir". Entre sollozos, a tres metros de su exmarido y separada de él por una mampara, Jessica ha relatado la agresión que sufrió en abril del año pasado y la forma en que logró salvar su vida la mañana en que Francisco Javier, su exmarido, se presentó en su casa con un cuchillo para supuestamente asesinarla. La Fiscalía pide para el individuo 11 años y diez meses de prisión por los supuestos delitos de tentativa de homicidio, quebrantamiento de una orden de alejamiento, coacciones y amenazas. El acusado ha dicho que no quería matarla, solo intimidarla para que lo dejara ver a sus hijas, a las que también tenía prohibido acercarse.

Esta víctima de la violencia machista, madre de dos hijas, ha explicado que subió las escaleras de su bloque, abrió la puerta de su casa "y de pronto apareció por la espalda". "Me metió dentro. Me agarró por el cuello y me dijo que iba a morir. Luego me tiró al suelo, se echó encima y me puso el cuchillo en el cuello. Y me dijo que me iba a matar". De esta forma, sin preguntas, mientras hacía esfuerzos por contener el llanto, ha explicado Jessica lo que le ocurrió el 2 de abril de 2018.

Ella reaccionó, según ha contado,"agarrando el cuchillo con la mano y diciéndole que lo quería y que quería volver con él". Luego le pidió que la dejara cerrar la puerta de la casa y sin soltar el cuchillo, que él sostenía por el mango y ella por la hoja, se levantaron. Se besaron. "Le di el beso porque necesitaba salir viva". Pero Javier, según Jessica, volvió a decirle que "te tengo que matar" e intentó, supuestamente, apuñalarla en el abdomen.

Fue entonces cuando salieron de la vivienda y apareció una vecina que consiguió salvarla y la llevó a su piso. Esa vecina no ha recordado nada esta mañana, aunque en su momento le contó a la jueza de violencia que él la amenazaba con el cuchillo. Así que las acusaciones han avanzado que pedirán que se deduzca testimonio contra ella por falso testimonio.

Francisco Javier se ha defendido contando que fue a la vivienda para intimidarla con el cuchillo y no a matarla. También ha pedido perdón y ha contado que está recibiendo un curso de violencia de género en la cárcel. La Policía lo detuvo horas después en casa de su madre.

El acusado se había separado de su mujer dos meses antes de que ocurrieran los hechos. Jessica ha hecho un llamamiento a las mujeres maltratadas para que denuncien y pidan ayuda.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?