Últimas noticias Hemeroteca

Una situación más grave de lo que parece

El PSOE llama la atención sobre algunos peligros añadidos que implica la suspensión de las urgencias de Atención Primaria

De Izquierda a derecha: Amparo Simón, Mar Alcalde y Julián Rasero /

El PSOE insta a SACyL a que se tome más en serio la precariedad del Servicio de Urgencias de Atención Primaria de Aranda y su zona de influencia, que este mes ha vivido ya en dos ocasiones la situación insólita hasta ahora de tener que suspenderse por falta de médicos.

Amparo Simón, afiliada de este partido, lamenta que esta circunstancia, que se produjo por primera vez el 4 de marzo, se repitiera diez días después a pesar de que la Gerencia de Atención Primaria asegurase en ese momento que se trataba de una eventualidad que, por ahora, no esperaba que volviera a ocurrir a corto plazo. La número tres de la próxima candidatura a las municipales de Aranda llama la atención sobre un problema añadido que implica una situación como ésta. Y es que el servicio de emergencias del 112 se ve obligado a atender determinadas salidas que no puede cubrir el hospital Santos Reyes con sus medios con el riesgo que supone que una UVI móvil y el personal sanitario que lleva a bordo esté ocupado en otra cosa mientras podría producirse alguna situación más grave. Incluso, en caso de que alguien fallezca en su domicilio, al no haber un facultativo que se desplace a certificar su defunción, tiene que ser el 112 el que lo haga para evitar que tenga que venir un forense a realizar el levantamiento del cadáver y ordenar su traslado a Burgos para la correspondiente autopsia.

“La gravedad no solamente está en la urgencia, sino en lo que no se está viendo, que está por detrás y estamos ocupando a una UVI, con una enfermera, un médico y un técnico en ir a firmar un parte de defunción y si en ese momento salta una alarma, un accidente o una asistencia que requiera ese servicio, lo tenemos ocupado en otra cosa que, para mí, puede esperar”, explica Amparo Simón, que habla de una “situación crítica” y considera que desde la administración de SACyL se está intentando “banalizar” el problema, mientras no se toman las medidas con la contundencia necesaria para evitar este tipo de situaciones en un panorama que califica de “insostenible y lamentable”. “La tensión se palpa en el ambiente, los usuarios no tienen las necesidades cubiertas, los profesionales están saturados, colapsados y, lo que a mí me parece más grave es la banalización por parte de las instituciones, que se supone que tienen que ser las garantes de los servicios sanitarios, minimicen el problema”, añade.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?