Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 23 de Enero de 2020

Otras localidades

Retrato de Martín Zapater

Endika Díez

Martín se levantó temprano, con ansias de que llegasen las doce del mediodía para ir al estanque en el que había cisnes y patos. Se sentaría en un banco situado en frente de un pequeño puente repleto de candados que la gente ponía para demostrar el amor que los unía.

Ahí era donde Martín había quedado con otro gran comerciante de la zona. Iban a cerrar un gran trato, pero Martín no solo estaba nervioso por eso, también lo estaba porque a la tarde había quedado con su gran amigo Goya.

Goya le iba a hacer un retrato que iba a quedar inmortalizado para toda la eternidad.

Así que Martín se arregló, cogió su maletín y salió de casa dispuesto a cerrar el trato.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?