Últimas noticias Hemeroteca

Los vecinos de Añaza denuncian el deterioro de "las 70 viviendas azules"

La mayoría de las casas, que fueron construidas hace 30 años en materia de protección social, han sido traspasadas a la propiedad privada, que asegura no poder asumir la rehabilitación de las zonas comunes

Grietas, humedades, paredes mermadas y hierros al descubierto. Son los deterioros que sufren las dos promociones de las denominadas "70 viviendas azules de Añaza". Hace 30 años fueron construidas para formar parte del parque público y atender las necesidades de personas en exclusión.

Exterior de las denominas "70 viviendas azules de Añaza" / Cadena SER

En la actualidad, y tras un periodo en alquiler social, la mayoría de ellas han sido transferidas a la propiedad privada, aunque Vivienda todavía conserva inquilinos en 26 de las casas y las dos plantas de garaje que fueron cerradas en 2017.

Los vecinos afirman que no pueden hacerse cargo de la rehabilitación de las zonas comunes y acusan a la administración autonómica de no resolver las quejas que han puesto: "vivimos mal porque no se han volcado en ayudarnos y aquí mucha gente humilde. Hay veces que estás en casa y oyes ruidos, como que algo está estallando, y sentimos miedo".

Interior de "las 70 viviendas de Añaza" / Cadena SER

Desde el Instituto Canario de Vivienda, su directora, Pino de León, asegura que es un problema privado y que "los vecinos adquieren las propiedades a unos precios irrisorios, algo a lo que el resto de los ciudadanos no tienen acceso, porque se les permite que tengan un incremento patrimonial importante".

De León apunta así a los "derechos y obligaciones" que tienen los ahora dueños de las viviendas, a la vez que insta a convocar la junta de propietarios de la que formaría parte también el Gobierno de Canarias.

Una vecina muestra una pared del interior de su vivienda / Cadena SER

"Pagaremos todas las cuotas de comunidad que nos correspondan y las derramas que hagan falta porque el ejecutivo tiene solvencia autonómica", ha insistido la directora. En este sentido, la administración ha anunciado su intención de reunirse próximamente con los vecinos y el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife para informar sobre las ayudas públicas a las que podría acceder la comunidad para ejecutar el proceso de restauración del edificio.

Los vecinos se concentrarán esta tarde, a las seis y media, en la Plaza Grande del barrio popular para manifestar su malestar y determinar qué estrategia deben adoptar respecto a los problemas estructurales.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?