Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 18 de Octubre de 2019

Otras localidades

Sergi Guardiola disipa los fantasmas en Ipurua

El cuadro blanquivioleta remontó el partido en el descuento con goles de Verde y Guardiola

El Real Valladolid disipa los fantasmas en Ipurua /

El aire del norte y la calidad de Sergi Guardiola le sirvieron de inspiración al Real Valladolid para retomar el aliento y coger aire en la clasificación liguera con una victoria agónica ante el Eibar. El cuadro blanquivioleta remontó en el tiempo de descuento un resultado adverso que le permite respirar y alejarse un poco más de los puestos bajos de la tabla.

El cuadro de Sergio González arrancó el choque con intensidad, con la defensa bien ordenada y buscando la profundidad de sus hombres de banda. La primera mitad discurrió con una amplia igualdad entre ambos conjuntos, con un Valladolid más osado que gozó de un par de ocasiones de peligro en la figura de Keko, quien no fue capaz de encontrar portería con su disparo. El Eibar intentaba hacerse fuerte e intimidar al Valladolid por medio de centros laterales en busca de Sergi Enrich, la principal referencia ofensiva del cuadro vasco. A pesar de la insistencia de los hombres de Mendilibar, la jugada más peligrosa de la primera mitad llegó a cargo del equipo blanquivioleta, cuando un buen balón filtrado por Keko dejaba a Óscar Plano solo delante del portero. El disparo del jugador madrileño se marchaba desviado a la derecha de Dimitrovic y el Valladolid perdía una ocasión clara de marcharse al descanso con ventaja en el marcador.

 

El inicio de los segundos cuarenta y cinco minutos continuó el guion establecido durante la primera mitad, con los dos equipos muy metidos en el partido y buscando generar peligro en la meta rival por medio del juego directo. El Eibar encontró su premio a los diez minutos de la reanudación gracias a una gran jugada de Orellana que culminó el propio jugador chileno tras una buena prolongación en el área de Sergi Enrich. El equipo vasco se ponía por delante en el marcador y el Valladolid comenzaba a tener que jugar a contra corriente. Sergio dio entrada a Enes Ünal y a Daniele Verde para intentar generar más peligro en ataque. Fue precisamente el jugador turco el que tuvo en su cabeza el empate con un remate dentro del área que se marchó al lado derecho de Masip. Cuando la derrota parecía clara, un pisotón de Dimitrievic sobre Óscar Plano provocaba que el colegiado señalara la pena máxima. Daniel Verde convertía el penalti y acababa con la mala racha del equipo sobre los once metros. A falta de dos minutos para el final del tiempo de prolongación, el mejor jugador del Real Valladolid sobre el césped, Sergi Guardiola, recuperaba un balón en medio campo y tras una increíble galopada, batía al meta eibarrés. El Real Valladolid dejó Ipurua helado y se llevó tres puntos que le permiten respirar.

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?