Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 13 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Grueso se desentiende de las facturas del Niemeyer y señala a la ex consejera Migoya

El ex director del centro cultural reconoce que cargó "por error" gastos de su madre, que le acompañaba en algunos viajes

El ex director del Niemeyer ha sido apercibido por el presidente de la sala por cuestionar las preguntas de la Fiscalía. /

Natalio Grueso afirma que desconocía al detalle las facturas del Centro Niemeyer y atribuye la capacidad para firmar contrataciones a la consejera de Cultura, Ana Rosa Migoya, que era la presidenta de la Fundación Niemeyer. Según ha explicado en la primera jornada del juicio por la gestión del centro avilesino, todas las decisiones se tomaban de acuerdo con el Patronato y, muy en particular, con el recientemente fallecido presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, con quien asegura que era con quien despachaba de forma habitual.

El juicio se ha iniciado este lunes con la declaración de quien fuera director del Niemeyer, a quien se acusa de los presuntos delitos continuados de malversación, societario y de insolvencia punible, por los que se enfrenta a una petición de condena de once años de cárcel.

Grueso ha negado tener conocimiento al detalle de las facturas y apunto hacia la presidenta de la Fundación Niemeyer, la exconsejera Migoya, y, sobre todo, al expresidente Areces, como las personas que tomaban las decisiones desde el Patronato “del que yo era un empleado”, dijo. No fue el presidente Areces la única persona fallecida a la que mencionó. Cuando le fueron leídos los angustiosos correos electrónicos del responsable de la Agencia de Viajes El Corte Inglés, apremiado por la acumulación de deuda, también se refirió al fallecido presidente de la cadena comercial, Isidoro Álvarez, con quien mantuvo una reunión en Madrid.

A Vicente Alvarez Areces atribuyó, por ejemplo, la decisión de contar con la propia esposa de Natalio Grueso (también acusada) para contar con ella como voluntaria en la Fundación: “quizá el error fue no ponerle un sueldo de cinco mil euros”, llegó a decir.

Grueso justificó que en ocasiones en sus viajes le acompañaran miembros de su familia, como su madre o su abuela, porque, según explicó, no suponía un incremento del coste a cargo del Niemeyer.

 La declaración de Grueso estuvo en algunos momentos cargada de tensión con el fiscal, hasta el punto de que el presidente de la Sala le reconvino en repetidas ocasiones por polemizar con él.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?