Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 12 de Noviembre de 2019

Otras localidades

"El Niemeyer era clave para el presidente Areces. Yo no revisaba los desgloses concretos de cada factura"

Natalio Grueso, principal acusado del 'Caso Niemeyer', ha negado en la primera sesión del juicio gastos irregulares durante su gestión y asocia los extras a labores de su responsabilidad

Natalio Grueso, juzgado desde hoy por irregularidades en el Niemeyer /

El ex director del Centro Niemeyer negó que se hicieran gastos irregulares durante su gestión y circunscribió todos los extras a labores correspondientes a su responsabilidad o la propia Fundación. Natalio Grueso abrió el juicio en el que se enfrenta a una petición de once años de prisión por un delito continuado de malversación, falsedad en documento mercantil y societario. Dos horas duró el interrogatorio del fiscal en la primera jornada sobre las supuestas irregularidades contables del primer equipo gerente.

De pie y con un tono directo y contundente, Grueso repitió una y otra vez el mismo argumento: su labor era la dirección artística del Niemeyer, y todo lo que se hacía estaba en conocimiento del presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces y de la presidenta del Patronato de la Fundación, la consejera de Cultura. "Yo revisaba los grandes conceptos pero no los desgloses concretos de cada factura, dijo, insistiendo y reiterando que "él no es un contable y por tanto no entraba en el detalle de la contabilidad".

Sobre los trabajos para la Fundación de su entonces mujer, y también acusada Judit Pereiro, Grueso manifestó que "no tenía por qué pedir permiso para hacerlo pero lo hice", indicando que habló con el jefe del ejecutivo regional, Álvarez Areces. Añadió que Pereiro no tenía contrato laboral y "no ha cobrado por su trabajo", por lo que lo normal es que "no tuviese que pagar sus gastos". "Le podría haber contratado y ponerle un salario de 5.000 euros, hubiera sido mejor, pero no lo hice", apuntó Grueso durante la vista.

Respecto a los supuestos gastos de su madre y su abuela pagados por la Fundación Niemeyer, a excepción una factura "que se incluyó por error que asumo", explicó que que tanto su madre como su abuela le acompañaron en ocasiones a viajes de trabajo a Madrid, Sevilla o Portugal y no ocasionaban gastos adicionales a la Fundación porque se alojaban en su misma habitación.

Junto a Grueso se sientan en el banquillo de los acusados su exesposa, un exagente de viajes, el exsecretario general de la Fundación, José Luis Rebollo y el exdirector de Producción, Marc Martí que afrontan penas que oscilan entre los 18 meses y los ocho años de prisión.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?