Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 28 de Marzo de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS CORONAVIRUS Sigue el minuto a minuto de toda la información sobre el coronavirus

Los libros prestados de Accede en secundaria tendrán una vida útil de cuatro años

La Comunidad de Madrid financiará cada año libros nuevos para un solo curso de secundaria. El próximo empezará en 4º de ESO

Los libros prestados de Accede en secundaria tendrán una vida útil de cuatro años

Getty Images

Los alumnos de 4º de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) que se adhieran al nuevo programa de préstamo de libros de texto de la Comunidad de Madrid, el denominado programa Accede, serán los únicos que estrenen manuales el curso que viene. La consejería de educación, según ha sabido la SER, va a ir financiando la renovación de libros poco a poco en los institutos. En 2019/2020 comprará los de 4º para aquellos alumnos que participen en el programa, en 20120/2021 los de 1º, al siguiente los manuales de 2º y, por último, los de 3º de secundaria. Un sistema con el que la Comunidad de Madrid otorga una vida útil de cuatro años a cada libro prestado desde su origen. Esos cuatro años es el tiempo máximo que se podrán prestar porque es el tiempo que la consejería de educación tardará en reponerlos. Esto significa, según confirma un portavoz del departamento de Rafael Van Grikene, que los institutos no podrán cambiar esos manuales hasta que se financie la nueva compra.

Para el curso próximo, la consejería de educación dará 270 euros a los institutos por cada alumnos de 4º de ESO que participe en el préstamo y 27 euros por cada alumno de cualquier otro curso de secundaria que se adhiera al sistema. Los institutos están enviando estos días circulares a las familias de los alumnos para que les comuniquen antes de que termine el mes de marzo si van a querer participar en Accede el curso que viene. Para ello, antes de recibir los libros, tendrán que donar en buen estado los del curso actual. "Esto parece sencillo pero resulta muy complicado", explica a la SER Pilar de los Ríos, presidenta de ADIMAD (Asociación de Directores de Instituto de Madrid), "a priori nosotros no sabemos cuáles son los libros que vamos a tener que adquirir, no sabemos qué alumnos son los que repiten, cuántos promocionan, quienes van a querer participar en el proceso". De los Ríos asegura que hacerlo a finales de curso es una dificultad añadida porque "en los centros hay mucho trabajo acumulado".

Los institutos aún no conocen el listado de empresas que podrán contratar para gestionar el préstamo de libros en cada centro, una posibilidad que contempla la ley aprobada en la Asamblea por PP y Ciudadanos. "Nuestra preocupación es grande y la cantidad de trabajo va a ser enorme", confiesa De los Ríos. Desde la consejería de educación aclaran a la SER que si un alumno de secundaria suspende una o varias asignaturas, solo tendrá que entregar para participar en el préstamo el lote de libros completo excepto el de que aquellas materias que haya suspendido. A cambio, recibirá los del año siguiente completos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?