Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 02 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | Minuto a minuto CORONAVIRUS | Minuto a minuto Más de 6,5 millones de estadounidenses pidieron el subsidio de paro la semana pasada
La firma de Pere Cerón

El veto de Vox

Al partido de ultraderecha parece ofenderle la mayoría de derechos y libertades que contempla y protege la Constitución

Vox ha vetado esta mañana a Diario de Mallorca en su rueda de prensa de presentación de candidatos al Congreso. El partido de ultraderecha ha impedido que el fotógrafo y el redactor del periódico accedan a la sede de Vox pese a que la convocatoria estaba abierta a todos los medios.

El motivo del veto es que Vox exige a Diario de Mallorca que rectifique las informaciones publicadas sobre la presunta agresión de feministas a tres menores de Son Servera durante el 8 de marzo. La noticia resultó ser falsa y el Diario de Mallorca publicó que dirigentes locales y nacionales de Vox se apoyaron en un parte médico falso y diversas mentiras y exageraciones para divulgar el bulo coincidiendo con el 8-M. Vox se defiende diciendo que fue "víctima de una manipulación”.

El veto de Vox a Diario de Mallorca atenta contra la libertad de prensa, es decir, contra el derecho que tienen los medios de comunicación de investigar e informar sin ningún tipo de limitaciones o coacciones, sea censura, acoso u hostigamiento.

El veto atenta también contra el derecho de los ciudadanos a estar informados para poder tener opinión propia sobre la realidad en que viven. Por eso la libertad de prensa es una garantía constitucional, fundamentada en la libertad de expresión y propia de sistemas políticos democráticos.

No sólo la libertad de prensa. A Vox parece ofenderle la mayoría de derechos y libertades que contempla y protege la Constitución: desde el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones, la libertad religiosa o los derechos de los inmigrantes hasta el pluralismo político e ideológico o la obligación de crear condiciones de igualdad, por no extendernos demasiado.

Cabe recordar que una de las propuestas más llamativas de Vox es eliminar el Tribunal Constitucional para que la constitucionalidad dependa exclusivamente de una sala del Tribunal Supremo. Lo que no nos ha explicado Vox son las competencias de la sala ni quién elegiría a sus miembros. Ni si tendría poderes para proteger las instituciones democráticas y los derechos fundamentales de forma independiente.

Tengámoslo en cuenta a la hora de hablar de partidos constitucionalistas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?