Últimas noticias Hemeroteca

Nuevas líneas de investigación para tratar el cáncer

La UMH dedica una conferencia a los compuestos de oro en diágnóstico y terapia

Las investigadoras Concepción Gimeno Floría y Ángela Sastre Santos /

La investigadora del CSIC, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, María Concepción Gimeno Floría ha impartido hoy en la UMH la conferencia "Compuestos de oro en diagnóstico y terapia"  en una actividad organizada por la profesora y directora del Instituto de Bioingeniería de la Universidad Miguel Hernández de Elche Ángela Sastre.

Esta actividad se enmarca dentro del programa de seminarios del Máster de Biotecnología y Bioingeniería y del Programa de Doctorado de Bioingeniería.

El cáncer es una de las principales causas de muerte en el mundo, ya que todavía no se dispone de un tratamiento eficaz para todos los tipos de tumores. La quimioterapia es el tratamiento más utilizado a pesar de sus efectos secundarios y su ineficacia frente a algunos tipos de tumores.

Uno de los objetivos que se han marcado los investigadores es la preparación a medida de compuestos de oro que posean una selectividad específica hacia células cancerígenas; es decir, la unión al átomo de oro de las moléculas adecuadas para que pueda ser transportado específicamente a las células tumorales.

Con ello, según la investigadora María Concepción Gimeno, evitarían los efectos secundarios causados con la quimioterapia en las células sanas. También, se analiza cómo actúan estos compuestos en las células y las diferentes posibilidades existentes para mejorar su eficacia.

Asimismo, la investigadora señala que otra de las formas de avanzar en el campo de la medicina es conocer la distribución de los medicamentos dentro de la célula y su interacción con moléculas como el ADN, proteínas o enzimas.

Para ello, es de gran utilidad la microscopia de fluorescencia, que es una técnica que no acarrea ningún riesgo al paciente. Esta técnica necesita que los medicamentos posean unas propiedades fluorescentes idóneas que los fármacos actuales no tienen. El diseño de estos nuevos compuestos fluorescentes adecuados para su uso, tanto en diagnóstico como en terapia, es otro de los objetivos.

Estos compuestos están formados por dos fragmentos bien diferenciados, uno que aporta la acción terapéutica y el otro las propiedades luminiscentes necesarias. Esta combinación permite estudiar cómo atraviesan la membrana celular y se distribuyen dentro de la misma, lo que da una información crucial para conocer su mecanismo de acción y poder hacer las variantes sintéticas necesarias para su mejora.

Otra aproximación a la quimioterapia es el uso de luz para la cura de enfermedades, lo que se conoce como fototerapia. La localización específica de compuestos metálicos activos en las células cancerígenas y la aplicación posterior de una fuente de energía no dañina para el organismo permitirá destruir selectivamente las células tumorales.

Una vez más, el diseño y síntesis de estos compuestos metálicos son cruciales, ya que se necesita que, selectivamente penetren en las células cancerígenas y queden ahí retenidos para que, cuando se aplica la fuente de luz externa, propicien un proceso controlado de emisión de calor o generación de especies toxicas que destruyan las células enfermas específicamente, evitando así efectos secundarios

La profesora María Concepción Gimeno centra su investigación en el diseño, estudio y análisis de nuevos compuestos metálicos del grupo 11 con propiedades catalíticas, luminiscentes y/o biológicas específicas y con potenciales aplicaciones como en la síntesis de compuestos de alto valor añadido, como dopantes de OLEDs o sensores, así como agentes para una terapia anticancerígena dirigida o como agentes teragnósticos. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?