Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 12 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Suárez Illana lo intentó en Castilla-La Mancha y cosechó una derrota histórica

Fue candidato a la Presidencia de la Junta en 2003 pero su derrota fue histórica: José Bono volvió a ganar por mayoría absoluta y obtuvo tres diputados más

Adolfo Suárez Illana vuelve a la política. Será el número dos de la candidatura del PP por la circunscripción de Madrid en las elecciones generales del 28 de abril. Repetirá como candidato 16 años después de haberlo intentado en Castilla-La Mancha ante el entonces imbatible José Bono.

Fue José María Aznar, presidente del Gobierno en 2003, quien lo eligió y presentó para liderar la candidatura popular de Castilla-La Mancha en las elecciones autonómicas. El objetivo era arrebatar el poder al socialista José Bono, que llevaba 19 años como presidente autonómico ganando comicio tras comicio por mayoría absoluta.

Las cebollas de Langreo

Su campaña fue accidentada. Primero se le criticó que su "única vinculación" con esta región era ser esposo de la hija de un famoso ganadero albaceteño, Samuel Flores. En otra ocasión llegó a dar el pésame a la familia de un guardia civil asesinado por ETA lamentando que el agente ya no pudiera disfrutar de "las cebollas rellenas de Sama de Langreo". También se le criticó que utilizara a su padre, el expresidente Adolfo Suárez, en actos electorales cuando era patente su enfermedad degenerativa.

Finalmente las urnas hablaron y la derrota del PP castellano-manchego fue histórica. Bono volvió a ganar por mayoría absoluta y encima obtuvo tres diputados más -los mismos que perdió el PP- respecto a las elecciones autonómicas anteriores. Diecinueve días después convocaba los medios de comunicación en la sede regional del PP para anunciar que dejaba la política y renunciaba a su acta de diputado autonómico aduciendo "diferencias sustanciales" entre su proyecto político y el que la dirección nacional del PP quería aplicar en Castilla-La Mancha. Y es que Suárez Illana había pedido a Aznar un control absoluto del partido en este territorio para cambiarlo totalmente, petición que su jefe desestimó tras el desastre electoral.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?