Últimas noticias Hemeroteca

Juzgan a un acusado de agredir a un ertzaina en un partido de la Donosti Cup

El acusado sostiene que "trató de interceder, sin violencia", "levantando sus manos", pretendiendo así que el ertzaina "moderase su agresividad"

Un ciudadano francés se enfrenta a una petición de dos años de cárcel por parte de la Fiscalía de Gipuzkoa que le acusa de agredir a un ertzaina en el contexto de unos incidentes ocurridos durante la disputa de un partido de la Donosti Cup, uno de los torneos internacionales de fútbol base más relevantes de España.

Fuentes del caso han explicado que los hechos sucedieron sobre las 12.40 horas del 5 de julio de 2018, cuando el agente, que realizaba funciones de seguridad ciudadana en Lezo (Gipuzkoa), fue alertado para que acudiera al campo de fútbol de Plazeta donde, al parecer, se estaban registrando unos altercados entre jugadores de dos equipos que disputaban un partido de este campeonato, algunos familiares y el árbitro.

Al parecer, los incidentes se estaban produciendo en las gradas de la instalación, si bien, cuando el policía llegó al campo fue testigo de una agresión en el campo de juego, por lo que se dirigió allí para intentar identificar a las personas involucradas.

Según el escrito de acusación provisional de la Fiscalía, el acusado, que se encontraba en el lugar, "se dirigió" en ese momento al agente y presuntamente le propinó "varios empujones" para evitar que "procediera a identificar" a los contendientes.

Además, el hombre habría "rodeado fuertemente con su brazo" el cuello del ertzaina y provocó su caída al suelo, situación que ocasionó al agente un esquince en un dedo de la mano.

El Ministerio Público considera que estos hechos son constitutivos de un delito de atentado en concurso ideal con un delito leve de lesiones, por los que reclama penas que suman dos años de cárcel para el procesado, además de una multa de 540 euros y una compensación para el afectado de 300 euros.

Unas conclusiones que rechaza la defensa del acusado, ejercida por la letrada Eva Ramos García, quien, en su escrito de alegaciones, aclara que, ante la "agresiva intervención" del policía, su patrocinado "trató de interceder, sin violencia manifiesta ni grave", "simplemente levantando sus manos", al tiempo que le advertía en francés de que los contendientes eran "niños".

Según la versión de la defensa, el acusado pretendía así que el ertzaina "moderase su agresividad", dado que "se dirigía notablemente alterado a un público menor de edad que se había enzarzado en una pelea en el marco de un partido de fútbol de la competición Donosti Cup" con "algunos de los muchachos afectados y llorando" por una pelea que había ocurrido "con anterioridad".

De esta manera, el procesado no habría "empujado" ni "agarrado" al policía, sino que "en un momento dado cayó al suelo" junto a él y "se sujetó instintivamente a sus piernas", al tiempo que escuchaba como otros compañeros del agente le pedían a éste que "parase" por lo que la defensa reclama su libre absolución.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?