Últimas noticias Hemeroteca

El Liceo es el Falla con más aforo

Más de 2.200 personas llenan el teatro catalán con el cartel de no hay billetes, con las coplas del Carnaval gaditano

Un año más, y van tres, el Teatro de La Rambla de Barcelona se llena de coplas del Carnaval de gaditano con la actuación de cuatro grandes agrupaciones finalistas del pasado Concurso. Tras la mañana de coplas callejeras llegaron las agrupaciones que en la jornada de ayer ya estuvieron en tierras aragonesas.

Antes del inicio llegaba una grata sorpresa y emotiva que hizo arrancar alguna que otra lágrima. En la propia Rambla, en el mismo lugar donde el pequeño Xavi dejaba su vida hace un par de ellos, los Carapapas entonaron el pasodoble que les dedicara con Los Ángeles de la Guarda, ante la presencia del padre del menos. Momento vibrante, fuera de guión, pero que merecía la pena ser conocido y recordado.

Una vez el Liceo se llenaba los presentadores Manolo Casal y Modesto Barragán volvían a entonar coplas con su gracejo característico, para anunciar que el evento comenzaba. Y lo hacía con nada más y nada menos, que la comparsa de Juan Carlos Aragón. Unos componentes que sintieron la vibración impactante de un coliseo a rebozar y que aplaudían con entusiasmo todas y cada una de las coplas.

La presentación, brutal, para dar el primer golpe. Al inicio de la actuación, algunos componentes le restaba importancia a lo impresionante de lugar cuando hicieron voces, sin embargo, al término de las coplas los ojos brillosos eran imposibles de ocultar.

Turno de la chirigota del Love que cuajó otra excelente actuación con sus inmortales coplas de Antología de ayer y hoy. Una por una caía de pie, a pesar de la distancia, pero el público no solo era conocedor de lo que escuchaba, sino que estaba entregada completamente a la causa. Emigrantes, charnegos y catalanes, aunque también políticos de distintas entidades catalanas, atraídos por la magnitud de las coplas se reían sin parar de las ocurrencias de estos chirigoteros.

Tras un breve receso la comparsa de los Carapapas, El Marqués de Cádiz, poniendo mesura y delicadeza con letras que llegaron al alma. Si antes se mencionaba por lo vibrante el pasodoble a Xavi fuera del Liceo, dentro sonó de una forma espectacular en unas desgarradoras voces, que fueron correspondidas por casi dos minutos de aplausos con todo el público el pie. No era para menos.

Finalmente, cerraba la chirigota de Manolo Santander que otra vez volvía a cantar sin su capitán, pero que hicieron reír y disfrutar a todos los presentes con su versión clásica de la chirigota.

La organización, con su presidente Paco Flores a la cabeza de Andacat, agradeció la gran acogida y calificó de un éxito “rotundo” lo vivido no solo en la jornada del domingo, sino en todo el fin de semana.

De igual forma, quiso agradecer la apuesta de la Diputación de Barcelona y del Ayuntamiento de Cádiz, esta última también por la primera edición de la Escuela de Carnaval. Desde Diputación de Cádiz también colaboraron para que las callejeras estuvieran presentes y por ello el presidente tuvo a bien dedicarle un fuerte aplauso.

En definitiva, una nueva forma de poner en valor el Carnaval más allá de Cortadura, mostrando coplas de las de Concurso y de las callejeras, hecho con el máximo respecto y con la cultura como bandera.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?